• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • ESTILO
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Lapili: “Nos ven como una provocación porque es más fácil estar acomodado que mojarse el culo”

    Hablamos con la artista sin tapujos que hay detrás de temas virales como 'No depilada'

    Lapili: “Nos ven como una provocación porque es más fácil estar acomodado que mojarse el culo”

    Instagram

    Se llama María del Pilar Robles Pérez, pero la conocemos por Lapili, su nombre artístico. Tiene 24 años y es originaria de Ciudad Real.

    Se hizo famosa tras aparecer en el programa Factor X junto a su primo, cuyo alter ego es Jirafa Records, donde interpretaron juntos Cómeme el dónut, la canción que se hizo viral y que, además de convertirse en uno de los temazos del verano, escondía un potente mensaje de crítica detrás.

    Y es que aunque algunas personas no entiendan por qué esta mujer es tan necesaria, Lapili  tiene mucho que hacer y mucho que decir. Artista multidisciplinar: hace música, es bailarina, crea coreografías, tiene su propia línea de creación textil y se ha ocupado del estilismo de muchos personajes y artistas urbanos. Pero lo más importante es que le sobra valor para, sin pelos en la lengua, decir lo que muchos y muchas no nos atrevemos, pero definitivamente necesitamos oir.

    A raíz de su nuevo éxito Muslona, el tema que ha hecho junto al rapero Bejo, habalmos con ella sobre su trabajo, su persona y su propia concepción del arte.

    Tú siempre te has movido en el mundo de la danza y más adelante en el ámbito textil. ¿Cómo decidiste que querías empezar a hacer música?¿Estaba dentro de tus planes?

    Respuesta: ¡No! No estaba dentro de mis planes. Yo empecé con mi primo creando el grupo de Glitch Gyals y lo que hacíamos era tocar muchas disciplinas artísticas diferentes y crear un show que combinara la performance, el arte textil, la dramaturgia, el happenin y ese tipo de arte. Luego se nos ocurrió que era una manera muy guay de seguir avanzando incluir también shows musicales y comenzamos con todo este proyecto, que tenía un trasfondo detrás muy influenciado por los referentes que yo tenía de danza como podía ser Jamaica o la música jamaicana, pero donde queríamos incluir nuevos discursos. Entonces empecé a poner en marcha proyectos que ya tenía como Cómeme el donut o Muslona (que al principio iba a ser una interpretación del tema de Dale Don Dale, de Don Omar, con la percusión de mis muslos). Aunque fue mi primo el que más tiró del carro.

    Entonces… ¿la música es para ti un fin o un canal para lanzar un mensaje?

    R: Yo entiendo el arte de muchas maneras. La música la veo totalmente como un medio porque me ha hecho poder lanzar mensajes a un nivel muy grande y que lleguen a mucha gente, me ha dado la oportunidad de decir lo que yo quiero y que se oiga de forma muy sencilla. Pero también me parece interesante el poder tocar cada vez diferentes disciplinas artísticas y hacer diferentes cosas. Yo soy una persona que no puede estar todo el rato haciendo la misma tarea, porque si no me aburro, necesito mucho cambio y hacer muchas cosas.

    Una de las cosas con las que más relaciono nuestro proyecto es con la música de Calle 13. Siempre he sido súper fan del grupo.

    ¿Alguien que sea fuente de inspiración para ti a nivel musical?¿algún referente?

    R: A nivel musical una de las cosas con las que más relaciono nuestro proyecto es con la música de Calle 13. Yo siempre he sido súper fan del grupo y me han ayudado mucho sus letras en muchos momentos de mi vida. Humildemente me gusta decir que es una de mis máximas inspiraciones en lo que estoy haciendo ahora mismo.

    Y si te digo ‘Supermujer en la música’, ¿Qué nombre se te viene a la cabeza?

    R: Tanya Stephens. Es una mujer que yo he escuchado muchísimo y que siempre he visto muy fuerte en un mundo de superhombres.

    La línea de pensamiento, lo que hay detrás de tu arte, se mueve en contra del consumismo, de los estereotipos y de todo lo establecido. Sin embargo, tus temas cada vez están llegando a más gente. ¿Te da miedo acabar convirtiéndote en una moda o en un producto?

    R: No, la verdad que no. Eso lo tengo muy claro. Todos los proyectos que me llegan que se alejan de mi esencia o que buscan convertirme en un producto o en una marca los suelo rechazar, porque para mí está por encima mi creatividad y mi personalidad como artista. No me da miedo porque yo tengo las riendas en eso.

    Me gusta todo lo cómico y el humor. Y si podemos estar todo el rato riéndonos pues eso que nos llevamos, ¿no?

    En la mayoría de tus letras hay una crítica social potente. Pero sueles utilizar la ironía y el humor para transmitirlo. ¿Crees que eso afecta a la hora de que la gente se tome en serio tu mensaje?

    R: Es muy difícil controlar cuál es el mensaje que le llega a cada persona, porque cada uno percibe las cosas de manera muy diferente. Pero sí creo que las personas que investigan y que de verdad son fieles a lo que estamos haciendo no le quitan seriedad. Para mí es muy importante el hecho de restarle importancia al asunto, porque forma parte de lo que soy y de las vivencias que he tenido. Me gusta todo lo cómico y el humor. Y si podemos estar todo el rato riéndonos pues eso que nos llevamos, ¿no?

    ¿Por qué crees que la gente ve vuestra música como una provocación?

    R: Porque no hay nadie que esté haciendo algo parecido o por el estilo. Porque se tocan temas que son muy tabú, cosas sobre las que la gente evita hablar, porque es mucho más fácil estar acomodado que mojarse el culo. Creo que por eso también la gente lo vive de esa manera. Pero yo siempre he sido así, nunca he podido con las injusticias ni con muchas otras cosas. Nunca me he callado.

    ¿Te pones algún límite a la hora de crear?

    R: No, la verdad que no. Hay cosas que para mí son fundamentales como el respeto a las personas. También soy animalista. Pero veo mi creatividad como un campo grandísimo y me gusta no tener barreras, no tener fronteras y poder fusionar y hablar de todo.

    Hablando de barreras, ¿cuál dirías que es la pared más difícil de romper para una mujer en el mundo del arte?

    R: Yo creo que existen muchas cosas diferentes. Yo por suerte he sido una mujer con muy pocos complejos y se me han dado muchas herramientas para pensar por mí misma y desarrollarme como mujer. Nunca he tenido un problema muy serio con todo esto porque he sido muy guerrera. Pero creo que el mayor problema que tenemos muchas veces es con nosotras mismas, de complejos y de cosas que son límites que nos ponemos a nosotras mismas. Por supuesto que existen un montón de factores exteriores, pero la mayoría de las veces somos nosotras las que nos cortamos, y eso es muy duro. Creo que es más sencillo luchar contra una persona que te quiere quitar tus libertades, pero enfrentarse a uno mismo, conocerse… eso es un proceso más complicado.

    ¿Qué cosas son para ti indispensables para que el movimiento feminista prospere?

    R: La sororidad es una cosa muy importante, que haya un apoyo entre todas. Por ejemplo, en los círculos en los que yo me he movido, el mundo de la danza, existe una competitividad muy clara entre mujeres. Pero sobre todo creo que tanto hombres y mujeres tienen que conocerse a sí mismos y valorarse, intentando ser la mejor versión de cada uno.

    Antes nos contabas que junto a tu primo creaste un grupo al que habéis llamado Glitch Gyals, ¿qué significa este nombre?

    R: Glitch significa ‘error no previsto’, es un término informático. Gyals es un término que significa ‘chica’ en patua, el lenguaje jamaicano. Por ejemplo, en Jamaica las Spice Girls se llaman Spice Gyals. Nuestro nombre es la unión de eso, como: ‘las chicas del error no previsto’.

    Tu último éxito ha sido ‘No depilada’, con Bejo. ¿En qué estás trabajando ahora?¿Algún nuevo proyecto sobre el que nos puedas dar pistas?

    R: Bueno… ¡no quiero decir mucho! Pero sí se avecina algo con un carácter que no tiene nada que ver con España. Me voy fuera a grabar unas cositas.

    ¿Tendremos colaboración internacional?

    R: ¡Sí! Este nuevo tema que vamos a sacar es una colaboración internacional.

    A nivel artístico tu alter ego es una mujer sin complejos. Pero a nivel personal, ¿tienes alguno?

    R: He podido tener complejos con todo lo que tiene que ver con la estética preconcebida femenina: de qué tamaño tienen que ser tus muslos, cómo tiene que ser tu tripa, cómo tiene que ser tu pelo, tu vestimenta… pero me di cuenta en mi adolescencia de que para mí eran barreras que se me estaban poniendo y que me estaban quitando libertad. Y poco a poco me las fui quitando, también gracias al entorno en el que he crecido, el arte que he consumido, mi forma de ser… Y creo que ahora estoy muy curada.

    Me di cuenta de que mi cuerpo también es bonito, aunque no sea el que se vende que tiene que serlo.

    Se te ha identificado con el movimiento del bodypositive, ¿te sientes identificada con esta corriente?

    R: Por supuesto. Yo de adolescente siempre he sido una chica con caderas, mi constitución es así, aunque bailase de forma intensiva durante toda la semana. Mi cuerpo nunca ha sido el cuerpo de una modelo al que me tengo que asemejar. Entonces me di cuenta de que no tenía sentido, que lo que está por encima es la salud y que mi cuerpo también es bonito, aunque no sea el que se vende que tiene que serlo.

    Una última pregunta. Por curiosidad, ¿qué significa el tatuaje que tienes en el pecho: ‘Omopegotagande’?

    R: Es un tatuaje que tengo con mi hermana, ella lo lleva igual debajo del pecho. Es una palabra de cuando eres bebé, cuando aún no sabes hablar y dices cosas muy raras. No tiene sentido pero para nosotras tiene mucho significado.


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?