Especial

ANDA YA DAY Gana tu entrada para el 'Anda Ya Day' en el Parque Warner de Madrid

La otra vez que la palabra 'Zorra' sonó en RTVE y causó el mismo revuelo (o más) que Nebulossa

Hay que remontarse al 16 de abril de 1983

María Bas, de Nebulossa, en la Semana de la Moda de Madrid 2024. (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images) / Europa Press News

Este 2024, la tercera edición de Benidorm Fest nos ha dejado una canción para la historia. Zorra de Nebulossa se proclamó ganadora el pasado mes de febrero, pillando a todo el mundo por sorpresa (incluso al propio grupo) y generando un debate bastante polémico, quizá demasiado polémico. Desde un primer momento, muchos apoyaron ciegamente la candidatura que representará a España en el Festival de Eurovisión, que este año se celebra en Malmö (Suecia); Sin embargo, otras voces criticaron que no es ni el lugar, ni el momento, ni mucho menos la imagen para lanzar ese tipo de mensaje a través de una televisión pública y ante los ojos de toda Europa.

No obstante, no es la primera vez que este insulto —del cual nos estamos apropiando y cuyo significado aún seguimos intentando redefinir— se ha escuchado a través de RTVE en forma de canción. Toca montarse en la cápsula del tiempo y hacer un viaje a 1983. Hace más de 40 años, La 1 de Televisión Española estrenó Caja de Ritmos, un formato musical matinal (se emitía a partir de las 12:30; es decir, en horario infantil) que se centraba en las últimas tendencias de rock, pop y punk de la España de los años 80.

Con una duración aproximada de treinta minutos, Carlos Tena presentaba a artistas vanguardistas de la época, muchos procedentes de la Movida Madrileña como Pedro Almodóvar, Radio Futura o Siniestro Total. Su segundo programa contó con la actuación de Vulpess, una banda de punk natural de Vizcaya. El 16 de abril de 1983, el cuarteto interpretó Me gusta ser una zorra, una versión libre y en español del sencillo I wanna be your dog (1969), de The Stooges.

El periodista introdujo al grupo así: "No recuerdo bien, me parece que eran de una ciudad que estaba en la cloaca nuclear cantábrica... Bilbo, o Bilbao... no lo recuerdo bien porque luego tomó parte en el asunto la Comunidad de Reconstrucción Social. ¡Las Vulpes, vaya casta!".

¡La loba se viene! Shakira anuncia su nueva gira internacional (y no pasará por España de momento)

Tanto la canción original como la de las vizcaínas contenía un alto contenido sexual, empleando un lenguaje directo, sin ningún tipo de tabú, muchas veces "obsceno y soez", propio de este género tan irreverente. Casualmente, como algunos han calificado el tema de Nebulossa. Sin embargo, su principal diferencia es que el grupo femenino cambia toda la razón de ser de la letra, porque mientras The Stooges quiere estar con su amada y ser prácticamente su esclavo, Vulpess habla de sexo egoísta, esporádico y totalmente deshumanizado, sin ningún tipo de responsabilidad afectiva, sin comunicación ni compromiso. "Prefiero m******arme yo sola en mi cama, antes que acostarme con quien me hable del mañana", son solo algunas perlas entre los versos de esta canción.

Las Vulpess: entre lo efímero y lo eterno

Me gusta ser una zorra causó un inmenso revuelo político y social que duró meses, especialmente del lado más conservador de la sociedad y, por supuesto, de los medios de comunicación. Tal fue el escándalo, que el diario ABC le dedicó a la canción y a las Vulpess una columna de opinión escrita por José García Nieto, miembro de la RAE, y titulada "Ya basta". "Está claro que a mí me pareció que esa letra, tan desagradable como imbécil, se emitiera en un programa que estaba destinado a un auditorio preferentemente infantil. Pero me parece tan mal o peor que este mundo de la estupidez, el disparate y la falta de talento se abra paso por ese portón de lo que llamamos cultura de masas [...]. Lo peor de esa canción, más que la obscenidad mostrenca de su letra, es la falta de originalidad que pone en evidencia", recogió su editorial del 27 de abril de aquel mismo año.

Tras la emisión de la segunda entrega de Caja de Ritmos, el programa se suspendió durante una semana. El 23 de abril no hubo programa y, en su lugar, se retransmitió una corrida de toros, algo que el propio Tena no comprendió tras su dimisión por encontrarse "en una situación de indefensión jurídica": "Yo reivindico el derecho a informar y no a poner canciones erótico-festivas [...] Agradezco la defensa que se hizo por parte de la dirección de TVE, pero esta empresa parece que tiene ahora muy claro lo que no debe salir, y eso es hacerle el juego a los que se escandalizaron por el espacio de Las Vulpess. Se dice que se emitió en horario infantil y juvenil. Eso es absurdo. El Ministerio del Interior, por ejemplo, prohíbe la asistencia de menores de catorce años a las corridas. Si es así, ¿por qué el día 23 se levantó nuestro programa y se emitió, en su lugar, una corrida? En fin, creo que TVE y el Consejo deben establecer unas normas. Los profesionales tenemos que saber a qué atenernos, qué es lo que puede y no puede, por ejemplo, salir en pantalla. Espero que reflexionen y que los del PSOE no se bajen los pantalones cada vez que se oyen ruidos de rosarios o de botas".

En total, el programa de RTVE estuvo formado por 6 episodios y se canceló el 9 de julio de ese mismo año. Dos meses antes, en mayo, el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid admitió, por el fiscal de la Audiencia Territorial a iniciativa de la Fiscalía General del Estado, trámite la querella contra el director, Carlos Tena; contra la autora, Loles Vázquez, y la cantante de Las Vulpess, Mamen Rodrigo, por un delito de escarnio público y atentar contra la libertad de expresión, "regulada en el artículo 20 de la Constitución, que también marca sus límites". Los tres se enfrentaban a cinco años de cárcel y diez de inhabilitación.

A los tres años, el caso fue sobreseído. Finalmente, en 2005, las Vulpess volvieron a escena para intentar encauzar su breve carrera profesional de apenas un año y un sencillo. Ese año grabaron su álbum debut, titulado Me gusta ser, mientras que en 2012 publicaron el disco en directo Barbarela 83. Con un trayectoria efímera, consiguieron pasar a la historia por poner sobre la mesa el primer gran debate sobre los límites de la libertad de expresión.

Ana Escobar Rivas

Ana Escobar Rivas

Redactora de LOS40. Tu enciclopedia de memes de confianza. Soy la queso (la que sobrevive a base de...

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

  • Hoy en LOS40

  • Podcasts

  • Programación

  • Playlists

  • Emisoras

  • Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40

    Lista semanal oficial de LOS40

  • Lo último en POP internacional

    Lo último en POP internacional

    Novedades pop para sonreir

  • CAMILO recomienda

    CAMILO recomienda

    Las favoritas de la estrella latina nº1

  • Esenciales 90s Classic

    Esenciales 90s Classic

    Todos los éxitos de los años 90

  • Lista LOS40 hace 25 años

    Lo último en POP internacional

    Rebobinamos hasta los Principales de 1996

  • AMY MACDONALD recomienda

    AMY MACDONALD recomienda

    Nos cautivó en 2007 y estas son su favoritas

  • El Ritmo de la Calle. LOS40 Urban

    El Ritmo de la Calle. LOS40 Urban

    Lo que más suena en la radio

  • Lo último en URBAN

    Novedades urbanas y `'`hot`'`

    Lo último en URBAN

  • Tik Tok... Toma!

    Tik Tok... Toma!

    Lo más viral y bailado del momento

  • Lo último en DANCE

    Lo último en DANCE

    Lo más reciente de EDM

  • PURPLE DISCO MACHINE recomienda

    PURPLE DISCO MACHINE recomienda

    El DJ alemán revisa sus 40 año a año

  • ADN LOS40 Dance

    ADN LOS40 Dance

    El sonido y la esencia de LOS40 Dance

  • Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40

    Lista oficial de LOS40 actualizada cada sábado

  • Èxits actuals del pop català

    Èxits actuals del pop català

    El millor de la música en català actual

  • STAY HOMAS recomienda

    STAY HOMAS recomienda

    Las favoritas del grupo revelación del confinamiento

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad