Kiernan Shipka, la cara más dulce de ‘Mad Men’