Desde Rusia con amor

Con las rusas llega el escándalo. Julia y Elena presentan en España su disco 200 Km/h in the wrong lane. 40 Magazine les hace el retrato robot.

JULIA VOLKOVA Y LENA KATINA SON UN FENOMENO EN RUSIA, y en Europa del Este, donde sorprendieron a todos con su primer single, cantado en inglés, All the things she said, y con el vídeo musical del tema, en el que las dos componentes de TATU cuentan y viven la historia de amor de dos chicas adolescentes (uniforme de colegio al más puro estilo Lolita incluído). Ante la pregunta contestan con rotundidad que no es una imagen que pretendan dar, porque «somos y vivimos así». Claro y conciso, no hay más que saber o preguntar sobre el tema. Pero su conversación es amable y en ocasiones divertida. No parecen molestarse por la que seguro será una constante pregunta de la prensa.

De entrada la verborrea en ruso, con traductora, eso sí, impone, pero por su tono y gestos (Julia es la más habladora) parecen seguras de su trabajo, con la promoción por toda Europa y América, y además transmiten una tranquilidad, compañerismo y complicidad entre ellas muy interesante. Parece un grupo de verdad y no un dúo obtenido previo cásting sin nada en común aparte de una carrera profesional a medias. Nos cuentan cómo surgió TATU hace tres años, «aunque oficialmente se inicia hace dos con la salida al mercado de nuestro primer disco en Rusia. Al principio todo era ir al estudio, escuchar y cantar muchas canciones para elegir las que nos gustaban y por fin grabamos nuestro primer vídeoclip, All the things she said".

Pero la historia en común de Julia y Lena se remonta a su infancia porque hace 8 años se conocieron en un grupo infantil y estuvieron cantando juntas cuatro años, hasta que Julia abandonó la formación. «Después nos mantuvimos en contacto telefónico y más tarde nos volvimos a encontrar por casualidad en las pruebas del cásting para TATU». Ahora se entiende que el grupo sea tan compacto, compartir una infancia vinculada al espectáculo debe unir mucho. Y deben haber aprendido también las cosas que quieren y las que no. Prueba de ello es que son ellas las que tienen la última palabra sobre los temas que quieren interpretar o los que no. «Tenemos plena confianza en nuestro productor, aún no ha ocurrido ni una vez que un tema que él quiera que cantemos a nosotras no nos guste».

Pero experiencia aparte, en Rusia se han convertido en todo un fenómeno juvenil y eso para alguien de su edad no debe ser fácil de llevar. «Es verdad que tenemos poco tiempo libre, pero siempre hemos soñado con cantar y subir a un escenario, por eso es como estar en casa. Aún así, a veces es difícil aguantar el ritmo y se hace duro llegar a una ciudad que no conoces y por la que te gustaría pasear, pero tienes todo el día ocupado con fotos y entrevistas». No lo tienen difícil porque en su país han llenado grandes recintos con cerca de 50.000 personas, y ya han dado conciertos en multitud de países europeos. Aún sonríen y se comentan entre sí anécdotas de sus últimos directos, como cuando viajaron hasta Italia para actuar en un festival, después de un multitudinario espectáculo en Rumania. «Nos metimos en la cama nada más llegar por puro agotamiento ?cuenta Julia? y Lena empezó a oír golpes fuertes en la puerta, estábamos totalmente desubicadas. Nos estaban llamando desesperados porque faltaban cinco minutos para salir al escenario. Además en ese mismo festival perdieron nuestras maletas y mientras descansábamos nuestra mánager tuvo que recorrer la ciudad para comprar algo de ropa con la que poder actuar», explican riendo a carcajadas. En Europa del Este transmiten sus temas en ruso, pero se desenvuelven bien con el inglés, segundo idioma de Lena, por el resto del mundo. Soplan nuevos aires nada gélidos desde Rusia.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad