La explosión del rap británico

Ms Dynamite es el sonido de la calle, la voz de miles de jóvenes que echaban de menos a alguien que pusiera música a sus ideas.

A ESTA CHICA NO HAY QUIEN LA CALLE. Niomi McLean-Daley no ha hecho más que aterrizar en esto de la música, con un sólo trabajo en el mercado ?A little deeper? en el que se mezclan armoniosamente el pop, reggae, soul sintético y elementos dance. Una mezcla acertada, porque todos ?prensa, revistas especializadas, grandes y pequeños? han coincidido en calificarlo como uno de los mejores discos debú de todos los tiempos. Se grabó en Miami, Nueva York y Jamaica, con productores como Salaam Remi o Puff Daddy's, y recogió también aromas caribeños con la colaboración del veterano dúo de reggae Tony y Dave Kelly.

Pero al mismo ritmo vertiginoso de sus canciones, suenan a todas horas en los medios de comunicación sus explosivas declaraciones sobre los más escabrosos temas de actualidad. Sin pretenderlo se ha convertido en la reina del UK Garage, un fenómeno musical caracterizado por las rimas provocadoras, al más puro estilo Eminem, un movimiento que preocupa a las autoridades por su carga violenta y enardece a todos los pandilleros y amantes de la acción. "Las pistolas y las bandas son una metáfora de la vida en general, y los medios de comunicación no hacen más que exagerar la situación", afirma Niomi, que creció en un barrio marginal de la capital londinense ?era la mayor de 11 hermanos?, en un ambiente de droga y delincuencia.

El pasado 20 de febrero, durante la entrega de los premios Brits ingleses, cantó a dúo con George Michael una versión adaptada por ella del tema Faith, popularizado por el artista en 1987. La idea era gritar al mundo en favor de la paz contra un posible ataque a Irak, y su voz debió sonar más fuerte que nunca, porque esa noche estaba en plenas facultades. Y no era para menos; se llevaba a casa el diploma de triunfadora con dos importantes galardones (Mejor artista británica y Mejor actuación de música negra británica). También se erigió en protagonista de la velada en la entrega de los MOBO (los premios a la música negra), consiguiendo tres de los galardones más relevantes (Mejor single ?It takes more?, Artista Revelación y Mejor actuación británica del año).

Era el reconocimiento a un duro trabajo, a un año intenso de conciertos. En los últimos meses ha teloneado a Eminem y a las Destiny's Child, y ha presentado para la tele el programa de música negra Flava. Convertida ya en estrella, su dulce y versátil voz no sólo se elevará para interpretar sus temas, de letras ácidas y rompedoras. Ms. Dynamite sabía lo que se hacía al elegir ese nombre artístico, porque viene dispuesta a dar caña. "Soy yo misma y eso es todo. Si digo algo que no le gusta a alguien, no es porque trate de ofender, pero si lo hago entonces ese es su problema". Espera a oír el incendiario single, Dy-na-mi-tee.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?