Un disco cocinado ?a fuego lento?

Rosana finalizó la grabación de Marca registrada, su álbum en directo, el pasado 8 de octubre en un concierto en Madrid

Como si de las mejores recetas de cocina se tratase, así está hecho el nuevo disco de Rosana, despacio, con cariño, y con un ingrediente muy especial: la colaboración del público, de su público. Marca registrada es el título del nuevo disco de esta canaria que acaparó las listas de ventas con su álbum debú Lunas rotas en 1996.

En la noche de ayer (8 de octubre), tuvo lugar la grabación de la segunda parte del nuevo CD en directo de Rosana en el Teatro Colisem de Madrid, la continuación de la ya realizada el pasado 28 de agosto en Manilva ( Málaga), y que será el contenido del nuevo álbum que recopila 20 canciones, diez de ellas inéditas. Las otras diez son los temas más emblemáticos de la cantante lanzaroteña.

Un teatro abarrotado de incondicionales fans, que esperaron media hora hasta que la artista apareció sobre el pequeño escenario, tampoco necesitaba más.

Bajo Charcos, una canción nueva, fue la elegida para abrir el concierto. Le siguió Pa' calor, una de las melodías más conocidas, que le sirvió para animar una velada que no decayó en la hora y media que duró el directo. Aparecieron, a continuación, Si pongo corazón, De los dos, ambos del último disco homónimo. Más tarde llegaron nuevos temas como De una sola torpeza, Marca registrada, el que da título al nuevo disco, y Quiéreme, este último gestado la misma tarde del concierto y que Rosana ha compuesto para agradecer a su público la fidelidad mostrada durante estos últimos siete años, en los que ha cosechado tantos éxitos.

Quien haya visto en directo a Rosana en alguna ocasión, sabrá que ella, en el escenario, se siente como en su casa y que hace de la audiencia su familia. Un público que en la noche de ayer no paraba de entonar cada nota de cada canción y de gritar frases como: ?tienes magia en la voz?. Y esa magia junto con una banda espectacular y un sonido inmejorable, hicieron que canciones como Besos, tema para el que contó con la colaboración de la armónica de Antonio Serrano y que no está incluido en ningún disco, pero que Rosana, a petición popular, ha decidido incluir en Marca registrada, sonaran de manera muy especial. Hubo besos para todos, incluso para una fan a la que Rosana regaló uno de ellos.

Tal y como ella sugirió al comienzo del concierto, en cuanto desapareció del escenario el respetable entonó un ?otra, otra, otra...?, y hubo otras. Si tú no estás aquí, interpretado a capella, puso el vello de punta y despertó las ganas de más Rosana. Faltaban canciones, las de siempre y la canaria no podía marcharse sin regalárselas a su público. Con los primeros acordes de A fuego lento, una de esas canciones que faltaba, la cantante apareció entre el público situado en las gradas superiores del teatro, que coreaba sin dudar entre robos de besos y abrazos.

También hubo tiempo para escuchar Igual que agua , tema de a una nueva formación, Condenados (Borja y Gustavo), a los que Rosana invitó al escenario.

El teatro volvió a la tranquilidad y la lanzaroteña presentó otra de las composiciones inéditas del disco, Recuerdos de un amor, canción con ese típico sabor a Rosana. Ahora ya sí, era el final del concierto, hizo los honores a su banda y se despidieron con No habrá Dios, el primer single de Marca registrada.

Sin ninguna duda, el regreso de Rosana será un éxito. Ahora sólo queda esperar al 12 de noviembre, fecha en la que su nuevo disco estará en la calle y en el que algunos de nosotros podemos estar orgullosos de haber participado.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?