Un paisaje multicolor

Sobrevolando la hora estimada, las luces se apagaron y sobre una pantalla gigante colocada encima de la batería, se proyectaban imágenes de la película Siete novias para siete hermanos. Poco a poco, entre los aplausos de un concurrido público, los componentes de la banda fueron ocupando sus respectivas posiciones, e iniciando con una pequeña introducción hasta que salió Shuarma para atacar con Vale la pena vivir así. Fue un inicio calmado que rápidamente cambió el ritmo con los siguientes temas que interpretaron: su actual single Tan difícil como amar, Cuéntame, en la que cogió la guitarra mientras agradecía a toda la gente la asistencia al concierto, Me falta el aliento en la que realmente nos quedamos sin aliento o Cerca de mí. Después de este tema, Shuarma comentó que la siguiente canción se titulaba Cada parte de ti y que estaba incluida en la edición especial ("...y otros paisajes"). Una canción con marcado acento flamenco y que dió paso a unos de los temas que les abrió las puertas del éxito: Azul". Fue de las más esperadas por el público y Shuarma bromeó presentándola como "otra canción nueva".

Elefantes no solo se limitan a salir y a tocar como si fueran simples funcionarios. Lo suyo va por otra onda y realmente puedes comprobar en sus caras como disfrutan tocando. Además siempre permanecen en continuo contacto con el público. Prueba de ello fue cuando una de las veces que Shuarma se acercó a las primeras filas, cogió un móvil de alguien que lo levantaba para que la persona situada al otro lado de la línea escuchase el concierto, y siguió cantando por el móvil. Ellos agradecen todas estas muestras de cariño y en otra ocasión, alguien lanzó una maqueta al escenario. Shuarma la recogió y dijo que la escucharía con mucho cariño (Mala sombra era el nombre de la maqueta).

Y entre estos detalles fueron desgranando un repertorio que llegó a parecer un grandes éxitos con canciones como Me he vuelto a equivocar, Qué yo no lo sabía, Se me escapa el tiempo o Piedad, entre agradecimientos por la entrega total del público. Tal vez faltó rescatar alguna canción de su primer disco para hacernos recordar esa etapa.

El final del concierto llegó con dos canciones: una, supuestamente denominada La forma de mover tus manos ya que aparece sin título y escondida al final del CD, y la otra el clásico Se me va. Sin duda una experiencia de la que ya estoy ansioso por repetir.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?