Habla el que fuera marido de Britney por unas horas

"La decisión de casarse fue una idea genial que en seguida se transformó en pesadilla", aseguró Jason Alexander

Jason Alexander, el que fuera el fugaz esposo de Briney Spears, ahora se arrepiente de lo que hicieron. Los dos amigos de infancia, de 22 años, se casaron en un abrir y cerrar de ojos el pasado sábado 3 de enero en Las Vegas, donde estaban pasando las fiestas de fin de año. Pocas horas después pedían el divorcio.

"Estábamos mirando por la ventana y viendo las luces y la ciudad y decíamos: 'Es una noche hermosa'", señaló Alexander a NBC. "Era lindo y nos mirábamos y nos dijimos: 'Hagamos algo distinto y loco, vamos a casarnos sólo por diversión'", agregó.

La pareja eligió Little White Wedding Chapel (la pequeña capilla blanca de casamiento), uno de tantos recintos destinados a uniones rápidas de Las Vegas, como lugar para llevar a cabo la ceremonia.

"Hicimos todo, incluso nos sacamos las fotos", afirmó Alexander, señalando que cuando se vieron obligados a mostrar sus documentos de identidad empezaron a volver a la realidad.

"Los dos decíamos '¡Sí, sí!', y creo que por dentro pensábamos: 'No lo sé'". Tras la boda volvieron a la habitación. Ahí "es cuando se nos vino todo encima y nos dimos cuenta de que probablemente no habíamos hecho lo correcto", añadió Alexander.

Según el fugaz marido de Britney, la decisión de solicitar la anulación, que un juez aprobó el lunes, fue de común acuerdo y ambos quedaron como buenos amigos.

¿Algo más que amigos?

Consultado sobre la verdadera naturaleza de su relación, el muchacho ofreció una respuesta vaga. "Probablemente ha habido algún romance, pero nunca nada como novio y novia", afirmó. "Fue más que una simple amistad, fue una buena y verdadera amistad, y eso llevó a un matrimonio de una noche en Las Vegas. Creo que fue divertido... No, fue más que divertido", recalcó.

Puesto que se conocen desde el jardín de infancia, Alexander dijo que él tiene una visión distinta de la estrella de música que se convirtió en una de las artistas pop más conocidas del mundo. "Para mí no fue gran cosa casarme con Britney Spears", sostuvo.

El documento de anulación, sin embargo, da muestras de que los novios no sabían casi nada uno del otro. Antes de casarse, señala el documento, Britney y Alexander no estaban al tanto de los gustos del otro ni de sus eventuales deseos en lo que se refiere a tener hijos.

Spears sostuvo durante años su intención de permanecer virgen hasta el matrimonio. Sin embargo, el "mito de la virginidad" se quebró en julio pasado, cuando la cantante reveló que había pasado una noche con su ex novio y ex músico de N'Sync, Justin Timberlake, después de cumplir 18 años.

A falta de una declaración específica sobre si Spears y Alexander consumaron su matrimonio, el tabloide The New York Post recurrió a un experto en grafología, Taylor Morgan, para analizar la firma de ella en el acta de matrimonio. Su veredicto: Casamiento, pero sin sexo. Morgan explicó que la "y" de Britney indicaba que ella "no se encontraba en un estado sexy".

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad