Alejandro Sanz se come la Gran Manzana

El español abarrotó el Madison Square Garden de Nueva York en su presentación en directo el pasado 1 de mayo

Un Alejandro Sanz más maduro, con una seguridad que le permite ser dueño del escenario por el que se desplaza de un lado a otro, que causa furor en sus admiradoras, sencillo y con una gran voz que resonó con fuerza, presentó a los neoyorquinos los temas de No es lo mismo (2003), lema que también lleva su gira por 15 ciudades de EE UU (que comenzó el pasado 24 de abril en Miami), y cantó algunos de sus éxitos de siempre.

Los géneros fueron variados, desde la balada romántica y el flamenco al rock y el rap. El músico madrileño fue recibido entre gritos, con el público puesto de pie, tras la presentación en la Gran Manzana del dúo maño Amaral, que ejercía de telonero de la estrella y que a partir de su actuación en Nueva York le acompaña en sus próximas citas en Chicago, Dallas y Houston.

Eva Amaral y Juan Aguirre, posteriormente, viajarán a México para promocionar su disco Estrella de mar, recientemente editado en Latinoamérica y EE UU, y retomará la gira de Sanz el 17 de mayo en Las Vegas.

Alejandro Sanz, que se acompañó de la guitarra y el piano en varios temas, comenzó su concierto con el tema 12 x 8, seguido por Eso, ambos pertenecientes a su nuevo álbum, que ya ha vendido más de dos millones de ejemplares en todo el mundo.

"Un lugar muy especial"

"Ésta es una noche muy importante para nosotros, primero, porque están ustedes aquí; segundo, porque el Madison es un lugar muy especial, y tercero, porque es el hogar de Mike (uno de sus guitarristas)", dijo el cantante, que contó entre sus admiradores a José María Aznar, hijo del ex presidente del gobierno español.

Interpretó junto a sus trece músicos y dos coristas también temas nuevos como Labana, Regálame la silla donde te esperé, Hoy llueve, hoy duele, y Sandy a orilla do mundo, entre otros, y viejos éxitos como El alma al aire, ¿Y si fuera ella?, La fuerza del corazón, Mi soledad y yo y Corazón partío.

A pesar de llevar a cabo una intensa y exitosa gira, de haber sido el gran triunfador de la última edición de los Premios de la Música, los Amigo, y Grammy entre otros, y de la gran aceptación de su nuevo álbum, Alejandro Sanz aseguró que su mejor momento está por venir.

"Yo espero que mi mejor año sea el que viene, siempre", dijo tras el concierto, aunque agregó que se siente "feliz porque el disco (No es lo mismo) era un poco una apuesta y ver el resultado tan positivo de alguna manera lo que hace es corroborar el trabajo".

El periplo estadounidense de Sanz terminará el próximo 23 de mayo en la ciudad californiana de San José. Días más tarde, el 10 de junio, dará el pistoletazo de salida de su gira española en Las Palmas de Gran Canaria.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?