Natalia evoluciona de niña a mujer con su tercer disco

Se ha implicado en todos los detalles de su creación, desde la interpretación a la producción, pasando por la composición

"En ambos álbumes se aprecia mi evolución tanto vocal como personal. Ya sólo el nombre de los discos lo dice todo, pasé de ser un ángel y una niña buena a besar la piel y hacerme un poco más picara", asegura.

Evolución como artista

El caso es que Natalia se ha hecho una mujer y lo confirma con su tercer trabajo discográfico, Natalia, más maduro y en el que se muestra tal y como es, y para el que se ha implicado en todos los detalles de su creación, desde la interpretación a la producción, pasando por la composición. "Hay más funky y, sobre todo, mucho R&B y mucho soul, que es lo que siempre me ha llamado la atención desde pequeña. Eso sí, muy bailable y con mucho pop, que es lo que más divierte a la gente".

También se ha centrado más en la composición y aunque en el anterior había hecho sus pinitos, ahora firma tres de las canciones del disco, una de ellas junto a su hermano Diego, con el que vive en Madrid, aunque pasa largas temporadas en Barcelona. "Como compositora me cuestan más trabajo las letras, que las melodías, pero voy poco a poco y me gustaría dentro de unos años componer para otros intérpretes".

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?