María Isabel (Eurovisión junior): ?No necesito parecerme a nadie?

Bautizada en Noruega como ?terremoto español?, parecido a lo de ?ere un torbellino? de su madre, ya tiene claro que quiere ser cantante

Asistentes y televidentes del Festival Europeo de la Canción Eurojunior se rindieron ante el rap flamenco Antes muerta que sencilla de esa pizpireta de 9 años de edad María Isabel López, que ya tiene más que claro que quiere ser cantante, presumida y famosa y que para ello "no necesito parecerme a nadie". Eso es, también con personalidad.

María Isabel y las cuatro niñas que la acompañaron en su triunfo en la segunda edición de Eurojunior, celebrada el pasado sábado en Noruega, están en plena vorágine desde entonces, especialmente tras su regreso a España: de entrevista en entrevista, de programa en programa y con una larga lista de citas.

Pero todas ellas parecen más que encantadas, especialmente cuando los fotógrafos las rodean con sus cámaras y flashes y ellas muestran una sonrisa tan natural y profesional que impresiona lo bien que se sienten ya dentro del papel de "estrellas".

"Lo he pasado genial, hemos estado en parques de hielo, hemos montado en moto, hemos ido a discotecas", decía María Isabel junto a sus compañeras en una rueda de prensa este lunes a mediodía. Muy cabal para su edad decía que ahora teme volver a su pueblo, Ayamonte (Huelva), porque "ya verás la gente". Para empezar ya la han nombrado hija predilecta.

María Isabel contó que ni se puso nerviosa cuando le tocó actuar en el festival ni lo está ahora, aunque confesó que se quedó "con la mente en blanco" cuando anunciaron que era la ganadora.

Que en Noruega la hayan llamado "el terremoto español" a ella le suena a lo que su madre le ha dicho muchas veces, "que soy un torbellino", dice esta niña que tiene ídolos de la talla de Melody, Manuel Carrasco, Bisbal y Chenoa y que para ser seleccionada como representante española en Eurojunior ha competido con más de 3.000 niños de entre 8 y 15 años que se presentaron a las pruebas.

Lo presumida que es, su fuente de inspiración

Ella se presentó a estas pruebas con la única canción que dice haber escrito en su vida, Antes muerta que sencilla, cuya letra escribió un día cuando "estaba jugando con un pintalabios" inspirándose en lo presumida que es ella misma: "soy presumida porque soy presumida. Me miro al espejo 20.000 veces", comenta para asegurar después que la fama no la puede hacer más coqueta de lo que es.

Los anuncios y los cosméticos y perfumes que usa su madre la ayudaron a componer una letra que habla de lo divertido que es ser presumida, aunque en alguna estrofa cita que las mujeres necesitan "una poquita libertad", aunque ella misma no sabe explicar muy bien a que se refería: "pues para todo, para salir a la calle y para ser modernas", apunta después de pensar un rato.

Dice que aunque a una abuela suya le gustaba cantar y tiene tíos y primos metidos en chirigotas y comparsas, ha heredado la música de ella misma y responde con un "¿eso cuándo?" y una risa cuando se le pregunta si ha ganado dinero desde que ha sido descubierta.

De todas formas, cuando lo gane, porque ya tiene un disco a punto de salir y piensa seguir estudiando para ser cantante y si no trabajar "en tiendas de ropa", no piensa retirar a sus padres, según respondía a una pregunta pícara esta niña que quiere usar la fama para divertirse.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?