Dos años de iTunes: ¿éxito musical o comercial?

La tienda de música que puso en marcha la compañía de Steve Jobs continúa liderando la venta de canciones por Internet

Ahora que las compañías discográficas ven cómo su negocio tradicional se desmorona día a día y que la única salida posible esta en la venta de música digital, varios son los jugadores que se quieren repartir este pastel que a medio plazo promete ser un gran negocio. El gran triunfador hasta el momento de la revolución de la música digital es Apple. La empresa que apenas tiene el 10% del mercado de ordenadores en el mundo es observada por las disqueras como el Moisés que lleva a su pueblo a cruzar el Mar Rojo de la piratería.

En abril de 2003 Apple, la compañía informática dirigida por Steve Jobs abrió su tienda de música digital en Internet. La idea no era nueva, y mucho menos la primera, otros proyectos ya estaban en la red: emusic.com, empresa pionera; OD2, bajo el mando del músico Peter Gabriel o Rhapsody, el portal musical de Real Networks. Pero el éxito conseguido el primer mes por iTunes marcó un hito difícil de superar: un millón de canciones despachadas.

La cifra anunciada hace unas semanas de 300 millones de melodías vendidas en estos dos años de actividad, lo es mucho menos cuando dividimos esta cantidad por diez, que es el promedio de canciones incluidas en un disco; el símil sería de 30 millones de álbumes vendidos, esta cantidad ya no parece tan espectacular (sólo el disco Thriller -1982- de Michael Jackson, el más vendido de la historia, lleva vendidas 62 millones de copias a lo largo de su historia). Con estos ingresos difícilmente la industria podría levantar cabeza, si bien es cierto que es el principio de este nuevo canal de distribución.

El gran acierto del iPod

¿Dónde está entonces el negocio que ha llevado a Apple a cuadriplicar sus ingresos? Sin duda en la venta del iPod. Hasta el último trimestre de 2004 se vendieron 10 millones de esos reproductores en todo el mundo. Gracias a una campaña de marketing excepcional y a un acertado diseño, la compañía de la manzana ha conseguido convertir en objeto de deseo su producto. Pero, ¿cuántos bolsillos pueden llenar el disco duro de un iPod con las 5.000 o 15.000 canciones que pueden albergar a un coste por melodia de 0,99??

Una empresa como Apple, que tradicionalmente se dedicaba a la venta de hardware y software, se ha convertido de esta manera en un duro competidor para las empresas de entretenimiento como Sony, al entrar en el terreno de la música portable. Para intentar poner freno a la compañía americana, los japoneses ya están preparando su respuesta con un reproductor mucho más pequeño que los iPod y que incluirá entre otras cosas algo tan obvio como una radio FM, que los reproductores Apple no incorporan en ninguna de sus versiones y además admitirán archivos en formato Mp3 (los dispositivos de Sony sólo aceptaban su formato ATTRAC). Por su parte, Apple no quiere quedarse en flor de un sólo éxito y hace unas semanas confirmó su alianza con Motorola para crear móviles compatibles con la música de la tienda iTunes.

El panorama actual

La feroz lucha por conseguir cuota de este nuevo mercado provoca amores imposibles y estrategias diseñadas con bisturí. Los servicios de suscripción como Napster to go se están mostrando efectivos en los últimos tiempos. Con ello Roxio, propietaria de Naspter, elevó la facturación en el último trimestre de 2004 de 14 a 15 millones de dólares, gracias, según la compañía, al éxito de estos servicios, que básicamente ofrecen la posibilidad de descargar un número ilimitado de canciones durante el tiempo de suscripción. Una vez que se abandona la misma, los archivos dejan de reproducirse.

Steve Jobs, presidente de Apple, por su parte, se muestra escéptico ante este tipo de suscripciones, pero los datos parecen indicar que no todos los usuarios quieren ser propietarios de la música. La posibilidad de vaciar y llenar los discos duros y los dispositivos móviles de música una y otra vez, por 14,95$ al mes, es atractiva para determinados clientes. Los servicios por suscripción (Napster, Rhapsody o Musicmatch) cerraron el año 2004 en Estados Unidos con 1,6 millones de clientes y la línea es ascendente.

Hasta ahora, la mayor parte del negocio mundial radica en el mercado norteamericano. En Europa sólo se conocen cifras de ventas en Reino Unido: 5,7 millones de canciones. Sin embargo, en el resto de países de la UE, la transacción no ha resultado ser tan fructífera. Quizá por desconfianza al comercio electrónico o porque la conciencia ante la piratería no es tan alta.

Mientras todos estos cambios ocurren, 900 millones de archivos ilegales circulan por las redes de pares entre los 8,6 millones de usuarios que los comparten.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad