15.000 personas acuden a la primera edición del 'Santander Summer Festival'

Una bandera del Reino Unido con un crespón negro presidía la entrada del festival en memoria de las víctimas de los atentados del pasado jueves en Londres

El grupo cántabro Fresh fue el encargado de inaugurar el festival el viernes dentro de la carpa 'Pop' en la que posteriormente tocaron El columpio asesino y Maga. En torno a las 20.00 horas, salieron a escena Ocean Colour Scene (OCS) que presentaban su nuevo disco Hyperactive workout for the flying squad.

Herederos de The Beatles o The Who, los británicos dieron un concierto que provocó división de opiniones entre los que disfrutaron del mismo y los que "esperaban más" de ellos.

Tras OCS, llegó el turno de Morcheeba que acudía a Santander para presentar su nuevo trabajo 'The antidote'. La banda liderada por los hermanos Ross y Paul Godfrey llegó con su nueva cantante, Daisy Martey, y ofreció al público un concierto de cerca de una hora y media intercalando canciones de toda su discografía.

"Qué buenos son", "No me lo esperaba" o "Vaya fiesta que montan", fueron algunas de las frases que se escucharon entre el público tras el concierto de The Faint, grupo que, a pesar de sus bases electrónicas, recuerda a los primeros New Orden o Joy Division.

Pasada la una de la madrugada del sábado, la campa de Rostrío registró la máxima afluencia de público en la primera jornada, tan sólo igualada por la que se produjo posteriormente en el concierto de Rinoçerose. Más de 10.000 personas llegadas de todas partes de España aguardaban la salida de Tom Rowlands y Ed Simmons, Chemical Brothers, que hicieron bailar al público durante más de hora y media en un espectáculo de luz y sonido.

Tras la actuación de los británicos, fue el turno de las carpas 'techno' que estuvieron abiertas los dos días hasta bien avanzada la madrugada y a las que se acercaron bastantes jóvenes cántabros ya que, a partir de las dos de la madrugada, el precio para acceder al festival se reducía a 20 euros.

Segunda jornada

En la segunda jornada, la de ayer sábado, el buen tiempo hizo que mucha gente se acercase a lo largo del día a la playa de la Virgen del Mar, a escasos metros del recinto del festival al que acudieron, durante los dos días, numerosos músicos de la región así como autoridades, como fue el caso del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santander, César Torrellas.

Hacia Donde, grupo liderado por el ex jugador del Racing Fernando Morán, fue el encargado de abrir la segunda jornada del SSF y preceder a los dos grupos nacionales más destacados de todo el cartel: Manta Ray y Los Planetas.

Uno de los momentos más emocionantes que se vivieron durante los dos días fue el concierto de los neoyorquinos Sonic Youth, leyendas de la música 'indie'. "Esto es increíble, no puede ser que toquen en Santander", se oía entre el público en referencia a lo que estaban viendo en el escenario '250 aniversario' donde se encontraban Thurston Moore, Lee Ranaldo y Kim Gordon, líderes de la banda.

El grupo francés Rinoçerose fue el encargado de poner punto y final a los conciertos del escenario más grande del SSF, en el que fue uno de las actuaciones que más gente congregó. Tras ellos, la mayor parte del público se desplazó hacia la carpa 'Camel' donde los hermanos belgas Stephen y David Dawaele, 2 many dj's, ofrecieron una sesión de música electrónica basada en sus ya habituales remezclas de canciones del pop, rock o punk.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad