Pierce Brosnam: "Dejar el papel de James Bond fue una especie de liberación"

El actor irlandés asegura que se sintió en calma cuando le comunicaron su "despido" por teléfono

"No hizo falta más que una llamada por teléfono" dijo el actor irlandés a la revista Entertainment Weekly, "y fue como una sacudida titánica tras la que sentí una gran calma. Ahora puedo hacer cualquier cosa que desee, pensé. No dependo de los productores ni de nadie. No estoy preso por contrato en una imagen determinada, así que fue como una especie de liberación".

El romance entre James Bond y Pierce Brosnam arrancó en 1995 y se prolongó en cuatro entregas Goldeneye (1995), El mañana nunca muere (1997), El mundo nunca es suficiente (1999) y Muere otro día (2002). El papel llegó a marcarle de tal manera que sus películas más exitosas por esas fechas correspondían al perfil que se esperaba de un espía como en Un pueblo llamado Dante?s Peak (1997), Robinson Crusoe (1997) o El secreto de Thomas Crown (1999).

El detective más famoso de la tele

Durante esos años en los que la fama le sobrevino, también tuvo tiempo de interpretar papeles cómicos que incluso llegaban a satirizar su supuesta eficacia como detective como sucedió en El sastre de Panamá (2001) o Mars attacks pero Brosnam ya había demostrado su curtida experiencia como un detective galán en el papel televisivo que le dio a conocer en todo el mundo, Remington Steele, entre 1982 y 1987.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad