Las dos Torres

Jordi Sánchez y Miguel Arjona comenzaron ayer (26 de septiembre) en el Teatro Lope de Vega de Madrid la gira de presentación de su nuevo disco, Feeling

Feeling, mucho feeling. Eso es lo que hubo anoche en el Teatro Lope de Vega de Madrid donde OBK inuguró su nueva gira, la de presentación de su nuevo álbum. Jordi Sánchez y Miguel Arjona llevan 15 años siendo las dos torres sobre las que reposa el pop electrónico en España, ése que en su día llegó a denominarse techno pop porque bebía directamente de las fuentes de ese sonido tecnificado nacido en Gran Bretaña a principios de los 80.

Esas dos torres que todavía siguen en pie, a pesar de los bárbaros detractores que han intentado derribarlas, continúan erigiéndose en un horizonte deshomegeneizado, cada vez más enrarecido y lleno de productos friquis. OBK permanece fiel a sus principios como demuestra en su puesta en escena en la que Jordi y Miguel están escoltados por otros tres torreones: Sergi Pérez (teclados), Mario Cea (guitarras) y Pablo Serrano (batería). Juntos construyen un directo sólido, creíble, potente y muy bailable. Es el sonido de OBK, único, personal e intransferible.

Enmarcado dentro de un programa de actuaciones de una marca de móviles, el concierto de ayer en el citado teatro madrileño fue bastante atípico. El público, acostumbrado a ver a sus ídolos en recintos de otra índole, se levantó de su butaca desde la primera canción, A veces, una de las más potentes de su recién estrenado CD. Durante los 110 minutos del recital nadie volvió a sentarse. Cada cual se puso a bailar y a brincar como pudo en las estrecheces que hay entre fila y fila. Un poco agobiante. Pero ya se sabe, sarna con gusto no pica.

OBK, convertido en quinteto en directo, estrenó siete de sus nuevas composiciones y tiró de grandes éxitos para convertir la velada en un concierto inolvidable para los correligionarios que abarrotaban el local. Entre las canciones de nueva hornada estaban Sin rencor (su nuevo sencillo), Yo no soy cool, Amar siempre es sufrir, A ras de suelo, Contradicción, Mirando atrás y la ya mencinada A veces, todas ellas singles en potencia.

Bien es cierto que Jordi y Miguel, que han vendido más de un millón y medio de discos en sus tres lustros de carrera, siguen viviendo de temas como De qué me sirve llorar, Historias de amor o La princesa de mis sueños, convertidos ya en auténticos himnos generacionales. Sin embargo, los nuevos van por el camino de tomar el relevo a otras melodías ya clásicas como Lucifer, Tú sigue así, El cielo no entiende, Quiéreme otra vez o Falsa moral.

La historia de OBK continúa siendo grande, como la que en su día contó Tolkien en su obra El señor de los Anillos: Las dos torres. Ojalá perdure tanto en el tiempo. Feeling tienen mucho y para rato.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?