Robbie Williams presentó su nuevo CD con un brazo en cabestrillo

El músico actuó ayer ante 7.000 seguidores en Berlín

La actuación de Williams comenzó con una de sus canciones aclamada por el público germano, Ghost. Este corte fue el revulsivo que logró que el público se empezara a volver loco y que no dejara de bailar al ritmo que el propio cantante marcaba. Momento para el recuerdo, citan las crónicas, fue el momento en el que Robbie se puso a mover las caderas como si fuera Elvis cuando cantaba Advertising space.

Claro está, en el show no faltaron hits como Rock DJ o Angel, canción que le pidió la audiencia berlinesa.

Que el cantante llevara una brazo en cabestrillo no fue pues impedimento para que él gozara e hiciera gozar a sus seguidores, ya que cómo el dijo en medio del concierto ésta era "una ocasión especial" y por eso había decidido que le pusieran una inyección para que no notara el dolor.

Muchos más lo vieron

Otros puntos repartidos por todo el viejo continente siguieron las andanzas del británico en directo a través de cines habilitados o salas especiales (en Madrid pudo ser seguido en la madrileña sala La Riviera). El concierto se filmó además en cinecast en alta definición y sonido envolvente para su posterior emisión en televisión.

Intensive care sale a la venta el próximo 24 de octubre.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?