"Aspiramos a que una canción nuestra sea tan bonita que la gente necesite tenerla"

Iván y Amaro Ferreiro continúan de gira presentado el debut en solitario del ex cantante de Piratas. Estvimos con ellos en Granada y nos hablaron de música, política, del pasado y del futuro

-Empecemos por el final de Piratas. ¿Es definitivo?

Iván: En principio sí. Nuestra actitud casi siempre era muy definitiva en todo lo que hacíamos. Tomábamos las decisiones sin posibilidad de dar marcha atrás.

-¿Habría alguna razón por la que reunir al grupo en un momento dado, fuese puntual o para retomar la historia donde la dejasteis?

I: En principio no, porque también hay otros miembros de Piratas que están haciendo sus cosas. No están en casa esperando a ver si nos reunimos otra vez. Todos tenemos proyectos vitales. Hay momentos en que un grupo no llega a llenar plenamente a todos sus miembros. Entonces, en este caso lo que hicimos fue buscar otras vías.

-Cuando estabais en la etapa final de la gira de Relax, ¿tú ya te planteabas hacer algo en solitario?

I: No. De hecho, no me lo planteé hasta mucho más tarde, cuando ya teníamos el disco casi grabado Amaro y yo.

-Antes os marcáis una gira espontánea, travestidos, y os inventáis los personajes de Ray Doriva y As Ferreiro. ¿Cómo surge esa historia?

Amaro: Por necesidad, porque teníamos mucho tiempo libre y por no aburrirnos.

I: Las canciones que hacíamos eran versiones. Buscamos una excusa buena para que nadie nos tomara en serio.

'CANCIONES PARA EL TIEMPO Y LA DISTANCIA'

-¿Cómo empezáis entonces a componer?

Amaro: No fue propiamente un trabajo de composición. Cuando empezamos a tocar y a vivir de esa manera, surgió simplemente.

I: Estábamos parados en casa. Ahí pasamos muchas horas [el mismo lugar en el que se grabó el videoclip de Turnedo] y nos buscamos una ocupación, que era tocar todas las semanas. Así terminamos tocando todo el día y empezaron a salir las canciones.

-¿Por ahí empieza a intervenir Suso Sáiz [productor de Piratas y del debut en solitario de Iván Ferreiro]?

I: Suso está en todo momento. Cuando Suso entra en tu vida, no sale más.

-¿Es vuestro alter ego?

A: Yo creo que lo es más de Iván.

I: Sí, tal vez sea porque nos conocemos desde hace más tiempo, por edad, por una serie de rollos, pero lo cierto es que él está permanentemente en mi vida y estamos siempre en contacto. Suso quería hacer un disco distinto, con grandes músicos, mil arreglos... y luego le soltamos esto en una casa rural a la que lo llevamos y le faltó tirar el teléfono móvil contra el techo.

A: Sí, pero al segundo día ya estaba muy contento.

-Y lo llamáis Canciones para el tiempo y la distancia. ¿Era una declaración de intenciones con respecto al pasado?

I: Más que con el pasado, con lo que son las canciones. Cuando estuvimos haciendo la gira de Ray Doriva y As Ferreiro, elegíamos canciones de otros, no porque fueran simpáticas sino porque las amábamos y porque tenían textos que explicaban nuestra vida. Así nos planteamos también este disco.

-Algunas canciones tienen un contenido más político y social como Ciudadano A pero, ¿hay mucho de vosotros en ellas?

A: Supongo que si no estamos nosotros en las canciones, no hay nada.

I: Sucede que se malinterpreta lo que piensan los artistas por medio de las canciones. Por eso con frecuencia decimos que no estamos. En una canción siempre hay una parte de uno mismo que sale. Es como en Turnedo. Ni Amaro ni yo hemos mandado a nadie a la mierda en nuestras vidas como lo hacemos en esa canción. Sin embargo, haces una canción sobre algo que no has hecho nunca y que, en cambio, sí te hubiera gustado hacer con muchas personas en algunos ámbitos y momentos de tu vida. Siempre hay una parte nuestra en las canciones y, a la vez, una buena dosis de ficción.

-Se lo gritáis a alguien a los cuatro vientos en la canción homónima. ¿Quién es Espectáculo para vosotros?

I: Espectáculo es una canción para regalar. Nos da la sensación de que se han hecho ya demasiadas canciones en las que se enseña todo lo malo de las relaciones de amor, para explicar lo mucho que queremos a la gente. Es el punto de vista contrario.

-Y Ciudadano A, ¿se la dirigís única y exclusivamente a los políticos que promovieron la guerra de Irak?

I: En realidad no habla expresamente de un presidente del Gobierno. Habla de todos y cada uno de los españoles que constituimos la democracia. Está bien decir que no creemos en la democracia, pero en realidad a Aznar lo pusimos nosotros, y aunque no le votáramos, era nuestro presidente y había unas vías legales y democráticas para hacer cosas que no hicimos ninguno. Pudimos salir a la calle y quedar fenomenal, que es como salir a besar a tu mujer a la calle, pero fuimos tan miserables como él.

EXITOSA GIRA

-¿Cuál es el balance de lo que lleváis de gira?

I: Los conciertos están yendo muy bien, las salas se llenan y la gente viene con mogollón de ganas a vernos.

-En tiempos de crisis discográfica, es algo muy meritorio...

I: Habría que empezar a entender las cifras de la crisis, porque que en Estados Unidos, Internet ha salvado a la industria discográfica gracias a iTunes. Se han descargado miles de canciones por ahí y las pérdidas que había en otros ámbitos, las están compensando por ese nuevo canal. En Europa estamos más atrasados. En España las ventas han bajado un 20 ó 30% en artistas como nosotros y, en cambio, la asistencia a conciertos ha aumentado un 20%. Los que habitualmente vendían mucho, tipo los triunfitos, han bajado un 20% sus conciertos. A lo mejor no hay crisis musical, sino una crisis artística, de canciones.

A: Internet ha separado el grano de la paja.

I: Como dice Enrique [Bunbury], la piratería es de puta madre porque es como una gran tormenta que va a arrasar con todos los que no son artistas. Y eso tiene una explicación. Amaro y yo tocamos por necesidad. Llevamos tocando toda la vida. Y nosotros estaríamos tocando aunque no hubiera industria. Aunque no tuviéramos conciertos, estaríamos en casa, haríamos lo que fuera para ganar dinero, y nuestro hobby sería grabar canciones con nuestro ordenador.

-Has hablado de Enrique Bunbury, buen amigo tuyo. ¿Cómo nació esa amistad?

I: Pues fue un encuentro bonito, en 2002, cuando la gira Rock en Ñ en Argentina. Coincidimos con él y nos soprendió muchísimo. Conocía todos nuestros discos, estaba encantado de que estuviéramos allí, nos cuidó en todo momento, nos adoptó y la amistad creció desde ese momento.

-Y te llama para su estrambótica gira Bunbury Freak Show. ¿Cómo la recuerdas?

I: Como algo único e irrepetible. Creo que es de las cosas más chulas que he hecho en mi vida. No conocía a la mitad y fue muy divertido. La gira tenía muchos momentos álgidos cada día. Era muy divertido el autobús, la prueba de sonido, bajar del hotel y meternos todos los freaks allí dentro... Luego para mí era muy emocionante cuando tocaba Promesas y la gente cantaba mi canción... A mí me emocionaba de la hostia. Y me resultó muy especial tocarlo con la banda de Enrique, que son tan amigos míos como él, son mis brothers de carretera. Tocar con su banda fue como estar con mi propia banda.

NUEVAS CANCIONES

-Como músicos que no se quedan en lo convencional e investigan, ¿hacia dónde estáis mirando ahora musicalmente?

A: Estamos haciendo canciones nuevas, pero no somos de los que siguen una luz concreta.

I: Experimentamos sobre las propias canciones. Jamás me he puesto a hacer ruidos si no tenía música debajo. No soy de esos que se pone a hacer acordes para ver qué sale.

-Sin embargo, sí os habéis atrevido con sonidos de México en SPNB, algo que no habías hecho antes.

I: Sí, pero no es tanto una mirada hacia México como hacia una cultura que tenemos desde pequeños. Me pasa igual con Julio Iglesias, es lo que escuchábamos a nuestros mayores.

-Para el lector u oyente profano que no os ha escuchado, ¿tenéis algún mensaje?

I: No. Nosotros confiamos en que la canción suene, alguien la oiga y se enamore de ella. A lo que aspiramos es a que una canción sea tan bonita, que la gente necesite tenerla. Justamente todo lo contrario a esto es lo que llevó a la industria a la mierda que es, a que sea más importante mi foto o una frase impactante en el periódico. Lo que tiene que ser impactante es tu canción y vamos intentando hacerlas así.

A: Nos da igual que la escuchen hoy o dentro de cuatro meses.

I: La canción está para ser disfrutada y, realmente, todo lo que intentemos decir en una entrevista para convencer y que la gente llegue a ella, es un puto engaño publicitario. Es como una teletienda con un aparato que no funciona.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?