Madonna asegura que su nuevo disco es un regreso a sus inicios musicales

La cantante volvió al club Koko donde actuó hace 22 años con mucha nostalgia

"Grabando Confessions on a dance floor me acordaba de cuando hice mi primer álbum en un apartamento de Manhattan (Nueva York, EE UU) donde el ruido de la calle se colaba a través de las ventanas. Para mí, grabar este álbum fue un regreso al pasado. Fue tan liberador. Quiero estar en un sitio pequeño sin muebles. Seguir en la misma línea de cuando empecé, sentada en el suelo y escribiendo en una libreta. Trabajo mejor en estas circunstancias" explicó la artista.

Tal vez a la ambición rubia se le despertara la nostalgia después de actuar 22 años después en el londinense club Koko, donde presentó por primera vez en una actuación en directo algunos de sus nuevos temas. Desde entonces las cosas parecen haber cambiado mucho sobre todo a la hora de trabajar en el estudio ya que confiesa que a veces llega a odiar la tecnología.

Anti-Bush

Quizá sin ánimo de levantar polvareda pero con la tremenda repercusión que tienen sus palabras, Madonna ha arremetido contra el presidente de EE UU, George W. Bush con quien aseguró sentirse "terriblemente deprimida cuando le reeligieron. Después de escuchar todo lo que se dijo sobre la Guerra de Irak no me parecieron suficientes sus argumentos. Además, lo que hizo durante el huracán Katrina me abrió aún más los ojos".

Metida ya en terrenos políticos y conocida su práctica de la Kabbalah la solista dedicó unas palabras a Tom Cruise y la Iglesia de la Cienciología: "En realidad, no sé lo que es la Cienciología, y como no lo sé, no tengo una postura sobre ello. De cualquier forma no creo que nadie sepa sobre que va".

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?