Adiós, Elefantes

Sentimientos enfrentados de emotividad y agitación se respiraron en el último concierto de Elefantes en Madrid (21/04/2006). El público de La Riviera se debatía entre la conmoción de ver por última vez a Shuarma, Julio, Jordi y Hugo juntos en el escenario

Sentimientos enfrentados de emotividad y agitación se respiraron en el último concierto de Elefantes en Madrid (21/04/2006). El público de La Riviera se debatía entre la conmoción de ver por última vez a Shuarma, Julio, Jordi y Hugo juntos en el escenario, y la agitación de un directo en el que los catalanes prometían dejar a un lado las tristezas y marcharse con una despedida triunfal.

Con una atmósfera animada por miles de personas que gritaban al unísono el nombre de "Elefantes", Shuarma saltó sobre las tablas, desprendiendo el halo místico y enérgico que le caracteriza y comenzó a entonar Me he vuelto a equivocar. El último encuentro del cuarteto con su público madrileño apuntaba una noche gloriosa, en la que la complicidad con la audiencia y la absoluta entrega de la banda convirtieron las lágrimas del adiós en una gran noche para recordar.

Nada pudo empañar la velada, ni siquiera el fallo de sonido al comienzo de Que yo no lo sabía podría interpretarse como un error. La indulgencia del público, que sustituyó los minutos de silencio cantando las primeras frases del ya mítico tema en el repertorio de Elefantes, transformó el breve estruendo de los altavoces en una melodía que emocionó a los cuatro músicos.

El grupo catalán se decantó por el acústico en sus últimas canciones, recreando dentro de la gran sala un ambiente más íntimo y confidente, con el que se aproximaba al final de su última actuación como Elefantes en Madrid. Eligieron para la despedida lo que definieron como "una declaración de principios", Me muero por hacerlo bien. Entre aplausos y gritos, que dejaban adivinar el entusiasmo de los asistentes, Shuarma, Julio, Jordi y Hugo, se marcharon con el sabor de boca de haberlo hecho muy bien.

Unos se van y otros llegan: Diego Montonto, una nueva promesa

Si Elefantes decía adiós para siempre, Diego Montoto teloneó a la banda con la intención de llegar para quedarse. Haciendo un repaso por los temas de su primer disco, De regreso a mi planeta, Montoto se descubrió ante su público, que ya coreaba sus canciones. "Si os quedáis sin grupo al que seguir, aquí estamos nosotros", se despidió Diego, deseando "mucha mierda" y con el deseo de poder convencer con su propuesta musical.

TE RECOMIENDO

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?