Luz, sonido...y mucho amor

Conforme a lo esperado, Pau no defraudó en el inicio de su tour Amor, luz y sonido en el patio del Conde Duque de Madrid. Precisamente mucho amor, y bastante luz y sonido fue lo que la mexicana ofreció en su concierto de ayer. La chica dorada aterr

Conforme a lo esperado, Pau no defraudó en el inicio de su tour Amor, luz y sonido en el patio del Conde Duque de Madrid. Precisamente mucho amor, y bastante luz y sonido fue lo que la mexicana ofreció en su concierto de ayer. La chica dorada aterrizó ayer en Madrid para dar comienzo a la esperada gira de ocho directos que ofrecerá en España este verano.

Tras una cortina con la efigie de su cara dibujada, la cantante salió al escenario a eso de las diez de la noche. Su sombra anunció entonces lo que sería la tónica de su actuación: bailes sensuales y muy estilo ?Pau?, que adornaron los grandes éxitos de toda su carrera. Y que mejor forma de comenzar que con el primer éxito de su último álbum, Ni una sola palabra. El telón cayó y las primeras filas del público enloquecieron. Durante toda la canción, por no decir el concierto, sus seguidores corearon todas y cada una de las letras.

El gran comienzo del ?terremoto? Paulina no fue a menos, sino que se mantuvo durante casi todo el espectáculo. Canciones como Lo haré por ti, Te quise tanto, Ayúdame, El último adiós o Border Girl entusiasmaron al heterogéneo público reunido en el recinto madrileño. La mexicana incluso se atrevió incluso con dos rancheras ataviada con un traje típico de su país.

El vestuario fue otro de los aspectos reseñables del show de la chica dorada, pues en sus innumerables cambios de ropa pasó de resplandecientes y eléctricos vestidos de fiesta a su habitual capucha-short brillante o a un traje español con volantes, con el que regaló al público un animado speech en el que saludó a compatriotas y otros presentes, bromeando con el traje de algunos de los asistentes e incluso tomando de un trago un vaso lleno de tequila.

También tuvo palabras, antes de arrancarse con su gran hit Nada de esto fue un error, para su gran amigo Coti, de quien dijo: ?No está en Madrid, está en México, pero aquí tenéis a Paulina?. Pero no sólo de palabras y canciones viven los espectáculos de Pau, ya que gran parte de ellos se basan en lo visual, en las movidas coreografías, los atuendos de la diva y su banda de músicos (más banda de rock que de pop) y como no, su coro de bailarines, excepcionales en su labor en cada momento.

En resumen, el comienzo del tour de la mexicana por España alumbró un show al más puro estilo de la ?chica dorada?, lleno de fuerza y energía, y de un gran positivismo con el que todo el mundo se contagia. Luz, amor y sonido pasó por Madrid como un torbellino, que seguirá a buen seguro dando vueltas en los siete conciertos que todavía quedan a la cantante en nuestro país.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad