Eficacia probada

La segunda edición de Summercase se saldó con un notable éxito artístico que consolida la posición de este todavía joven festival en la saturada oferta musical veraniega

El alto nivel medio observado en Summercase se debe en muy buena medida a la programación de un cartel sin grandes sorpresas pero en el que abundaban grupos y solistas cuya solvencia era poco menos que incuestionable. Artistas que en festivales precedentes se han ganado la consideración de apuestas seguras y que, al menos por lo visto en Boadilla, parecen seguirlo siendo.

Ese fue el caso de un Jarvis Cocker al que ni siquiera le hizo falta tirar de los clásicos de Pulp para cuajar una actuación rotunda o de PJ Harvey, que encandiló a un numerosísimo público con un austero concierto en solitario en el que presentó temas de su próximo disco, White chalk. También brillaron algunas bandas que llegaban al festival casi recién reunidas. Para ello, James no tuvieron más que seguir el guión de su larga lista de himnos indies. OMD optó por una estrategia muy similar, aunque más cercana a la nostalgia, con clásicos del synth-pop de los 80 como Enola Gay, Joan of Arc o Souvenir.

En cuanto a bandas más jóvenes, los grandes triunfadores fueron los británicos Kaiser Chiefs y los canadienses Aracde Fire. Ambas presentaban sus respectivos segundos álbumes y apuntaron sus candidaturas a convertirse en dos nombres masivos de aquí a no mucho tardar. Kaiser Chiefs ocupó el escenario principal de Boadilla en la jornada del viernes desplegando su pop-rock británico de manual con arrojo y actitud hooligan, haciendo crecer canciones ya de por sí irresistibles como I predict a riot, Ruby o Everyday I love you less and less. Más sobrios y exquisitos estuvieron al día siguiente Arcade Fire. Con una elegante puesta en escena, Win Butler y los suyos presentaron los temas de su aclamado segundo álbum, Neon Bible, aunque tampoco faltó lo más granado de Funeral, su antecesor.

Bloc Party, The Flaming Lips o !!! también cumplieron con las altas expectativas que ellos mismo se habían encargado de levantar en visitas anteriores. Menos brillantes, pero eficaces en su función de poner vibrantes y bailables fines fiesta a cada una de las jornadas, estuvieron también The Chemical Brothers (viernes) y Scissor Sisters (sábado).

En cuanto a los nuevos nombres que se presentaban en Summercase, llamaron la atención los Gossip de esa nueva estrella mediática llamada Beth Ditto, el pop sosfisticado de Guillemots o los espmódicos The Maccabees.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad