Miles de personas vibran con las actuaciones de sus artitas favoritos en el Primavera Pop 2008

Comenzaba un macroconcierto que abrió Estopa. Los hermanos Muñoz salieron al escenario para regalar las dos primeras canciones a un público sediento de éxitos: Cuando amanece y Como Camarón, dos de los clásicos del dúo de Cornellá. La hora de México no se hizo esperar: Belanova inspiró toda su ?fantasía pop? en Baila mi corazón y lo mismo hizo Belinda con un impresionante acústico de Bella traición, que dejó boquiabierta a toda La Cubierta.

Muy sesenteros, los chicos de Mistercometa interpretaron su single Me gustaría para dejar paso a Merche (guapísima con su vestido de lentejuelas gigantes) que brilló con Cal y Arena. Dover se lanzó con la misma energía con la que siempre sale al escenario para interpretar su renovada versión de Serenade 07, que las hermanas Llanos aderezaron con su portentosa estética pop.

Tony Aguilar felicitó a 40TV por su décimo aniversario y lo hizo de manera especial implicando al público que entonó el ?cumpleaños feliz? para el canal y regaló una calurosa ovación. Efecto Mariposa nos brindó dos de sus singles más potentes en un maravilloso acústico.

El rock subió al escenario de la mano de M Clan. Carlos Tarque y los suyos adjuntaron una hilera de temas que logró que el público no perdiera gas en ningún momento de la noche. Los murcianos dieron un elegante concierto de repaso a su carrera con canciones como Llamando a la tierra, Maggie despierta, Quédate a dormir, Carolina o su último single, Roto por dentro, que, como sus temas más conocidos, ya es todo un clásico.

Guitarra en mano, Conchita protagonizó otro de los acústicos de la noche. En una Cubierta de Leganés repleta, no faltó la canción que la dio a conocer. Quisiera ser se convertía así en una de las canciones más coreadas del festival. Nadie quiso perderse el directo de Sergio Alcover. El admirado profesor de Fama, presentó el primer sencillo de su álbum de debut a la vez que se marcó una de las coreografías de la noche. A continuación deslumbró Hanna, que dio un toque distinto a su éxito Como la vida, para dejar paso a la enérgica Angy, que decidió comerse el escenario con una vigorosa interpretación de Sola en el silencio y una simpatía desbordante sobre el escenario.

Y para simpatía, la de Melocos. El quinteto gaditano se lo dejó todo en el acústico más emocionante de la noche. Cuando me vaya fue una de las canciones más cantadas y contó con una gran acogida de un público entregado a su gracia. Con sólo dos guitarras, Despistaos consiguieron Cada dos minutos envolviera aún más a los asistentes y David Tavare se impuso con su pegadizo tema.

Melendi ponía la guinda a un festival redondo. El asturiano nos sorprendió con su aspecto más moderno (sin rastas y con sombrero) y con el desparpajo que le caracteriza a la hora de interpretar sus temas más potentes:Hablando en plata o Calle La Pantomima fueron sólo algunos de los hits de la noche que terminaron de desatar al público ya más saciado.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?