Electrónica e indie salvajes en la tercera edición del SOS Estrella Levante

Unas 70000 personas llenaron el Recinto Ferial La Fira el pasado fin de semana gracias a un estimulante cartel

Electrónica e indie salvajes en la tercera edición del SOS Estrella Levante

El SOS es un festival muy cuco, muy casero y muy entrañable. Durante el día, las exposiciones, las proyecciones y otros talleres resucitaban las neuronas culturales que la cerveza se iba tomando la molestia de matar por nosotros. Pronto empezaban los conciertos, tanto que el primer día se nos escaparon dos de nuestras grandes bazas del momento, el folklore de La Bien Querida y la nueva puesta en escena de Joe Crepúsculo o la dulce Anni, Anni B Sweet; y sin embargo sí admiramos la siniestría de Faris Rotter al mando de The Horrors. Nadaquever lo que acontecería unos minutos después en el mismo escenario principal donde los británicos acababan de proyectar la fuerza del oscuro y melódico noise de su Primary Colours. Daba comienzo la Opera Egipcia de Los Planetas, que revistieron de flamenqueo y andalusí su canciones pop, junto a La Bien Querida (como era de esperar) en varias de ellas. Conclusión: nos gustó mucho su nuevo rollito andaluz y sus visuales pero flaquearon en la fuerza de su directo y en ocasiones, aburrieron.

La noche del viernes no acababa más que de empezar. Pudimos oler la fiesta que estaban montando Crystal Castles un poco más allá antes de comenzar el rugir de guitarras de los siempre bienplantados sobre el escenario Franz Ferdinand. Éste fue un concierto épico, como casi todos los de la banda. Un concierto de hits, un concierto sumamente atractivo. Entre Hot Chip con su famosa Loba de Shakira en clave más electrónica si cabe y unos protuberantes Delorean cerramos el delicioso capítulo del viernes.

El sábado una lluvia tipo fin del mundo impidió a muchos acudir a las tempranas actividades culturales que ofrecía el SOS. Una vez escampado, pudimos ver a una sobresaliente Lidia Damunt y a los siempre animados We Are Standard. L.A. volvió a conquistar nuestros duros corazones festivaleros que luego se encogieron ante el directo de The Magic Numbers.Espectaculares y muy bailongos aparecían Madness sobre el escenario principal con una hora de retraso. Antes, las soberbias canciones de Love Of Lesbian vibraban ante miles de fans con ganazas de tararear sus letras en el escenario Jägermeister.

A partir de ahí, la recta final, que como en todo buen festival ha de contener una portentosa dosis de electrónica. Más tarde de lo habitual por el retraso de Madness, comenzaba el increíble show de Orbital, sin duda para ver de lejos y disfrutar con unos bailes. No así el del videoartista Chris Cunninghan (responsable de videoclips de artistas como Bjork o Madonna), que dejó patidifusas a miles de gentes que se preguntaban con asombro a nuestro alrededor quién era ese señor. Después de fliparlo con las extravagancias de Cunninghan a los visuales, qué mejor manera de cerrar el show con Fatboy Slim y seguir bailando hasta el amanecer...

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad