PEDRO AZNAR

Pedro Aznar nació en Valencia en 1981. Aznar es un apellido que no pudo elegir. Si hubiera podido elegir se habría llamado Pedro Smith Winterspoon. Una de sus principales características como buen valenciano es que sabe distinguir una buena paella de un filete de  tofu. Es imposible engañarle en ese sentido.  A los 5 años empezó a mostrar inquietudes artísticas…y rápidamente sus padres le encerraron en un sótano oscuro. 11 años después consiguió escapar y fue a una emisora de radio y le dijo al director de la misma, una de las frases que han marcado su vida: “Hola. Me gusta mucho la radio. Estoy dispuesto a trabajar gratis”  Al director le tomó la palabra y luego el pelo. Y así, pasaron los años, y llegaron otros directores que, tomando el ejemplo del primero, practicaron el medievo con su culo y le ofrecieron grandes oportunidades de seguir haciendo lo que más le gustaba: Hablar por la radio. Gesticular por la radio. Incluso escupir por la radio.  A parte de decir tonterías, una de sus aficiones favoritas es escuchar música. Dice tener más de 2 mil discos originales comprados. Ha declarado más de una vez que lo hace por ayudar a la industria de la música. Aunque sus amigos creen que lo hace porque no sabe encender el ordenador ni sabe lo que es Internet.  Su color favorito es el del pelo del niño del Colacao.  Su comida favorita es una que todavía está por llegar. Y su plato favorito es el escalope de pollo con patatas fritas.  Alguna vez ha salido por la tele, alguna vez ha salido de marcha, alguna vez ha salido del armario, a pesar de ser heterosexual. Según él, hace estas cosas porque llamar la atención es una de sus prioridades vitales. Por este motivo hay dos o tres personas de su pueblo que lo conocen como la “Lady Gaga de Castellar”.  A veces es feliz, a veces no, pero eso no se lo notarás nunca. Siempre te parecerá que está estreñido.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?