Análisis de Resogun

Un matamarcianos (shoot'em-up de scroll lateral) a la vieja usanza y encima gratuito para los usuarios de PS Plus.

Entre los títulos de lanzamiento de PS4 ha habido uno que, pasando un poco de puntillas, se ha hecho acreedor de unos merecidos elogios por gran parte de la crítica. Hablamos de Resogun, una incursión en el género de los matamarcianos que tan grandes exponentes ha tenido a lo largo de la historia, como R-Type, Gradius o Silpheed. Desarrollado por el equipo finlandés de Housemarque, Resogun llega con el extra de ser gratis para los usuarios de PlayStation Plus, para los demás usuarios que no dispongan del servicio estará disponible en la tienda por 15 euros.

No estamos ante un shoot’em-up a la vieja usanza, donde avanzamos y avanzamos en scroll lateral limpiando la pantalla de naves enemigas hasta llegar eventualmente al jefe de final de fase. Resogun dispone fases de forma cilíndrica, así que tenemos la posibilidad de desplazarnos de izquierda a derecha a voluntad, viendo en todo momento lo que pasa al otro lado de la pantalla, gracias a la perspectiva usada.

Por supuesto, no esperéis una historia cautivadora, de lo único que tenemos que preocuparnos es de salvar a los últimos humanos en lo que parece un mundo post-apocalíptico. Tan fácil como sacarlos de sus prisiones, unos cubículos donde los veremos encerrados. Aparecen representados como si de la figura verde de un semáforo se tratara, y para sacarlos de ahí deberemos conseguir ciertos requisitos durante la fase, generalmente relacionados con la eliminación de enemigos.

Desde matar una hilera de enemigos sin fallos, pasando por destruir ciertas naves en un orden determinado o mantener un cierto multiplicador de puntos en el momento adecuado (multiplicador que perderemos al morir o al estar cierto tiempo sin acertar con nuestros disparos); cualquier maniobra puede dejar libres a esos humanos, que tendréis que recoger y llevar a un lugar seguro de inmediato, antes de que pierdan la vida cual Lemmings insensatos.

Se nos avisará cuando un humano esté en peligro, bien por un mensaje en pantalla o más claramente por el altavoz del mando, aun así será una ardua tarea salvarlos a todos; afortunadamente no es un requisito imprescindible para pasarse el juego. Ir salvando humanos nos concederá puntos, vidas o bombas extra, pero más de una vez las perderemos de camino a la nave salvadora, no es un juego que perdone en demasía las prisas.

El control no inventa nada nuevo, es simple, intuitivo y funciona a la perfección. Disparamos con el stick analógico derecho y movemos la nave con el izquierdo. Disponemos también de un ataque llamado sobrecarga, fruto de recoger unas bolas verdes que sueltan los enemigos; y un acelerón que nos hará invulnerables durante unos segundos. Saber cuándo usar cada uno será imprescindible para llevar la misión a buen puerto.

Resogun no es un juego fácil, incluso en su nivel normal nos hará apretar los dientes con fuerza más de una vez. Presenta cinco mundos dividimos en tres fases cada uno y un “final boss” para cada uno de ellos. Puede antojarse algo corto, pero las tres naves entre las que elegir (con mínimas variaciones de funcionamiento, en términos de agilidad o diferencias de potencia para el acelerón o la sobrecarga) y los niveles “veterano” y “extremo”, que desbloquearemos al acabar las primeras partidas; piden a gritos que juguemos sin parar, una y otra vez, ya sea para salvar los diez humanos de cada mundo o para superar nuestras puntuaciones o la de nuestros amigos. A esto, sumamos un modo cooperativo de dos jugadores para hacer más fácil y llevadera la tarea.

A nivel visual Resogun tiene un acabado muy digno, escenarios futuristas sobrecargados de enemigos, que hacen que la pantalla se llene de explosiones que juguetean con la capacidad de PS4 para presentar el manejo de partículas más complejo que haya visto un shooter bidimensional en tiempo.

Los mundos ganan detalle conforme la partida avanza, si bien no son todo lo diferentes que se podría desear; aunque la premisa post-apocalíptica que escoge Resogun no presentaba mucho margen de maniobra. La banda sonora cumple sin excesos, al igual que los efectos de sonido y la voz que nos avisa a través del mando cuando un humano está en peligro.

Como decíamos al principio, Resogun ha llegado sin hacer ruido, pero es sin duda uno de los juegos destacados del catálogo de la consola. Recuerda que puedes disfrutarlo gratis si eres usuario Plus, no tienes excusa para no darle una oportunidad.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?