Nueva entrega de las aplicaciones más chungas

¿No tienes nada mejor que hacer? Bienvenido a este post sobre apps con las que perder el tiempo

Ya sabéis que nos gusta traeros de lo más absurdo, lo mejor. Y, por eso, hoy, nueva entrega de las aplicaciones más chungas con las que puedes malgastar tu tiempo.

Melon Meter: hasta hoy, sólo las abuelas y las madres eran las únicas con la capacidad extrasensorial de saber si una sandía está madura o aún está verde. ¡Hasta hoy! Con Melon Meter, tu móvil se convierte en un detector de madurez. Una frikada fuerte.

More Toast: si eres un amante del arte de hacer una tostada, More Toast te ayuda a fantasear con ello. Escoges tu pan tostado y todos los ingredientes que pueden ir encima. Pero no esperes que luego la tostada aparezca por arte de magia, no lo hará. Esto es tan sólo una estupidez.

I Am Rich: cuando abres esta aplicación, aparece una gema en la pantalla. No se mueve, no suena nada… no sirve para NADA en absoluto. Eso sí: la aplicación tiene un precio de 999 euros. Es sólo para fardar de lo estúpido que eres si la has comprado. 50 personas ya lo han hecho.

Pair: la app más ñoña del mundo. Está diseñada especialmente para parejas: para enviar mensajitos de amor e indicar dónde estás en todo momento. Lo más fuerte es su función “ThumbKiss” (beso dactilar): que hace que los teléfonos de ambos vibren cuando sus amorosos pulgares tocan las pantallas de sus respectivos dispositivos.

Places I’ve Pooped: la más útil, sin duda. Con esta escatológica red social, puedes compartir todos los puntos del planeta en los que has hecho tus necesidades. Seguro que a tus amigos les interesa muchísimo. Abstente de adjuntar foto, que ya es bastante desagradable por sí solo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad