Kanye West y Kim Kardashian consiguen su portada de Vogue

La pareja de moda en Estados Unidos ya tiene su fotografía en la biblia de la moda

Llevaba meses rumoreándose que en la revista Vogue no querían ni oír hablar de Kim Kardashian, una mujer sin currículum y cuyo único logro vital es haber enseñado de forma impúdica los entresijos de su vida privada en el programa Keeping Up With the Kardashians. Pero ella es una de las mayores fortunas de Estados Unidos y su novio es Kanye West, por lo que consideraba que merecía a toda costa la portada de Vogue.

Anna Wintour se ha resistido durante meses, pero finalmente ha accedido a que la pareja ocupe la portada con motivo de su compromiso y su inminente boda. Los dos posan tal y como podrían hacerlo en el día de su enlace, Kim con un vestido de novia blanco y el pedrusco de pedida que le regaló Kanye, Kanye con un traje de chaqueta en color negro. Ambos abrazados y personificando el amor.

Nada menos que Annie Leibovitz ha sido la escogida para fotografiar a la mediática pareja, que por fin ve cumplido su sueño.

La relación entre el rapero y Anna Wintour se vio enturbiada en numerosas ocasiones por los desplantes que el mundo de la moda le hacía una y otra vez a Kim Kardashian a quien consideran vulgar y poco elegante. Al final, parece que las aguas han vuelto a su cauce y el megalómano cantante ha conseguido lo que se venía proponiendo desde hace meses, una portada en Vogue USA.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?