Robert Ramírez: “Soy bastante masoquista y muy poco práctico”

Hablamos con el cantante y DJ de Calling you, Primavera Pop, fútbol, series de televisión, su soltería y muchas otras cosas

Robert Ramírez se considera un ‘currito de la música’ y es que lleva toda su vida dedicado a ella. Aunque empezó trabajando como modelo publicitario, pronto volcó sus esfuerzos en la música. Empezó cantando en bandas pero acabó optando por una carrera en solitario. Desde el anonimato ha trabajado en series como Los Serrano, Periodistas, Upa dance o Los hombres de Paco. Todo cambió cuando hizo Sick of love, su gran éxito de 2010, que sacó, por fin, su nombre a la luz. Ahora regresa con un nuevo tema y con ganas de buscarse un hueco en Latinoamérica. De Calling you, de su etapa en las series, de Sick of love e, incluso de fútbol, hemos estado hablando con él, un tío que rebosa buena energía y, que pese a haberse levantado a las seis y media de la mañana, el día de la entrevista, estaba bien despierto y con ganas de charlar.

Regresas con Calling you, una de amor.

La canción habla de cuando terminas una relación porque sabes que no funciona y sabes que no vas a querer intentar estar otra vez con esa persona, pero, dentro de tu corazón roto, sigues llamandola, no por teléfono, sino como dice la letra, ‘desde el miedo y el amor cada noche te llamo, desde mi alma congelada…’

Un poco masoquista la historia, ¿no?

Sí, yo soy bastante masoquista y muy poco práctico.

Te has ido al house progressive, ¿por qué?

Porque es el tipo de música que pincho. En mis sesiones de DJ me gusta el house progressive. Yo, como compositor que soy, necesito que la música dance o el house tenga melodía, y si puede tener vocal, mejor. Como soy cantante, me parecía que la fusión perfecta era el house progressive. Calling you podría ser perfectamente una balada. Si le quitas toda la producción que hay detrás y pones un piano de cola y un cello, es una balada.

Calling you podría ser, perfectamente, una balada

El vídeo parece un lyric, ¿por qué le has puesto la letra subtitulada?

Por dos razones, tengo muchísima gente que en las redes sociales me pregunta por qué narices no canto en español, pero a mí me gusta cantar en inglés y, entonces, para la gente que no habla inglés he querido que entiendan la letra. La otra razón es porque es un estilo de música en el que la letra es un poco más superficial, pero en este caso estaba contando una historia y expresando unos sentimientos que quería que llegaran a todo el mundo. Además, yo era diseñador gráfico en la prehistoria y me apetecía hacerlo.

Estarás en el Primavera Pop de este año pero no es la primera vez, ¿qué recuerdas de tus anteriores veces?

Tengo dos recuerdos del Primavera Pop de 2012. Uno es que casi me pego una hostia que me mato. En el escenario, como que se me va un poco la pinza y me gusta moverme como un poco bichillo, estaba cantando todo chulillo, andando para atrás, y había una rampa para ir al provocador y pasé a centímetros del borde de la rampa, no me di cuenta y había como dos metros y medio, así que, me hubiera pegado una castaña potente. Y otra cosa que recuerdo con gracia es que cuando llegó el estribillo de Sick of love lanzaron unos fuegos, tipo bengalas y yo no sabía que eso lo iban a hacer y empecé a cantar y de repente empezó a salir fuego.

Estarás cantando el miércoles que viene en la final de la Copa del Rey, ¿eres muy futbolero?

Me hace mucha ilusión, me gusta el fúbol. Ya estuve hace dos años también, en el último Madrid-Barsa, en Valencia, este año también es en Valencia.

¿Cómo se vive esa unión de música y deporte, mucha pasión?

Yo soy del Madrid, así que, momento escenario, momento bufanda del Madrid y cuando tiras un poco de provocar a la gente del Madrid y tú eres del Madrid, se hacen más cómplices tuyos. El miércoles tendré que estar más comedido, ahí no podré decir nada no vaya a ser que me caiga un tomatazo.

¿Tienes pronóstico?

Antes del encuentro del Bernabéu era más optimista, después de lo que ha pasado en el Bernabéu y que parece que el Madrid se ha venido un poco abajo, está más complicado. Mi pronóstico es de 2-1 al favor del Madrid.

Acabas de llegar de México, ¿qué has hecho por allí?

Me he dado un maratón de componer. Hay días en los que he hecho doblete, por la mañana con un autor, por la tarde con otro. Haciendo canciones a destajo. He hecho 12 canciones en 8 días. Para mí, que soy un cafre y muy perfeccionista, hago una canción por año y así me va. Pero cuando tengo que hacerlo en plan callo, saco el otro Robert que es el que hace años hacía música para series de televisión. He hecho muchísima, de repente me pedían tres canciones en una semana. En México he hecho baladas, medios tiempos, algo de rock, nada electrónico.

Hablando de esa etapa televisiva, Michelle Jenner triunfó cantando a Hugo Silva en Los hombres de Paco, pero la canción era tuya, ¿fastidia ver que los aplausos se los lleva otro?

No da rabia porque yo hago la canción con el mono de trabajo de compositor. Si ese artista triunfa con mi canción, yo me alegro. Me alegro porque la he hecho para que ese tío triunfe.

Y nunca dijiste, ¿por qué no me la habría quedado yo?

No, porque a mí no me la habrían promocionado. Esa canción sale a la luz porque Michelle Jenner es una sex symbol, yo la llamo la ‘novia de España’, que está en Los hombres de Paco, con una personaje maravilloso, con una historia de amor con Hugo Silva y la canción está hecha para eso. Pero a lo mejor si esa misma canción la canto yo, no pasa nada.

Para televisión también hiciste un álbum para que sirviera de banda sonora a Aventura en África.

Hice un disco que se llamaba African spirit, hice un álbum entero en 28 días con el que me quedé finalista en los Premios de la Música. Era la primera vez que producía y me salió bien.

Con African Spirit era la primera vez que producía y me salió bien

Precisamente un tema que hiciste para televisión fue su trampolín. Con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué significó Sick of love?

La oportunidad de que después de todo ese trabajo que había hecho desde el anonimato, decir, ‘hola gente, existo’.

Por aquel entonces no tenías un equipo que te respaldara, ¿no?

No, no tenía, ahora sí lo tengo pero en el momento de Sick of love no tenía manager, publicista, no tenía nada. Fue nº4 en Los 40 principales de Argentina y un día le pregunté a Tony Aguilar cómo había llegado allí y me dijo que no lo sabía. Y me llamaba un amigo diciendo que estaba en una de las mejores discotecas de Nueva York, la que sale en Sexo en Nueva York, y que todo el mundo estaba cantando y bailando Sick of love, como locos, dando botes. ¿Y cómo ha llegado allí? No lo sé. La canción fue por ahí dando tumbos, pero no rollo estrella.

Desde Sick of love has ido lanzando temas, ¿lo del álbum?

Lo del álbum lo debería haber hecho cuando el éxito de Sick of love pero soy un desastre. Soy perfeccionista, no me gusta lo que hago para mí. Al principio Sick of love me parecía una castaña, cuando lo hice no me convencía.

¿Pero habrá álbum?

Hace una semana me lo volví a plantear porque de repente me ilusiono. Volví de México, allí volví a ser ese Robert que trabaja compulsivamente enfrascado en la música. Tengo una idea que barajo desde hace tiempo que no acabo de desarrollar. Es un disco de diez temas en versión dance, para pistas de baile, y los mismos temas en versión balada, pop, rock, indie… como unas caras B. Las de dance como cara A porque es lo que la gente conoce de mí y las B, donde dejo ver mi rollete.

En México volví a ser ese Robert que trabaja compulsivamente enfrascado en la música

You are not alone tuvo mucho que ver con el cáncer de mama y ahora tienes en mente una relacionada con el alzheimer, ¿casos que te tocan de cerca?

El cáncer de mama, no. Partió de un proyecto que me plantearon y dije que sí. Aproveché para dejar ver a ese Robert que la gente no conoce, más intimista. Fue fenomenal, estuvimos nº1 durante todo un mes. He recibido muchos mensajes en twitter de gente a la que la canción le ha ayudado. A raíz de lo gratificante que fue la experiencia de You are not alone, me gustaría hacer algo parecido con el alzheimer que sí me toca de cerca.

Hablando de memoria, vamos a recuperarla, ¿cómo recuerdas tu llegada a Madrid, de joven, con la banda sonora de Roxette?

Era un chaval muy lleno de ilusiones, con ganas de comerme el mundo, convencidísimo de que iba a hacer un discazo, de que iba a triunfar en la música, de que iba a llegar y besar el santo.

Y de pronto, te diste un golpe con la realidad.

No tanto, empecé muy bien. Entré en un grupo que trabajaba muchísimo aunque no me identificaba mucho con la música que hacía. Fue una universidad donde aprender una asignatura que se llamaba tablas.

El grupo fue una universidad donde aprender una asignatura llamada tablas

Pero lo dejaste en busca de un disco en solitario que nunca llegó.

Empecé a trabajar con grandes productores que veían en mí algo parecido a lo que se llama talento. Pero tengo el más grande de los historiales de artistas que están a punto de hacer cosas muy gordas y que al final no salen. Sony me iba a lanzar un disco internacional desde Nueva York, en 30 países simultáneamente y, en el último momento, se gafó. Luego tenía otro proyecto que tampoco salió, y otro y así diez años. Me cansé de perder energía vital y dije ‘cuelgo las botas, me compro un ordenador, me monto un home estudio e intento vivir de la música componiendo para otros y aprendiendo a producir’.

Y llegaste a las series, ¿cómo?

Uno de mis ex compañeros de grupo  hacía la música de las series. Le enseñé las mías, le gustaron, y empezó a meterme canciones en las series.

También hiciste la banda sonora de Fuga de cerebros.

Me acuerdo que hay una secuencia en la que el chico estaba besando a Amaia Salamanca.Fue una experiencia preciosa. Trabajar encajando la música en la imagen resulta todo un reto. Hasta el más mínimo detalles está pensado y nada sucede por casualidad.

Ahora ya no te dedicas a eso pero, si pudieras poner música a una serie de las que hay ahora, en las que tanto se cuida la banda sonora, ¿cuál elegirías?

No veo televisión. Tampoco veía las series para las que hacía canciones. Vi una vez, Upa dance, porque hicieron un fin de fiesta con una versión que hice de Dancing in the Street de David Bowie y Mick Jagger. Cerraron la plaza de España, hicieron un super montaje y ese episodio lo vi. Cuando actúo en televisión tampoco me veo. No me gusta verme. Pero volviendo a la pregunta, me hubiera gustado hacer la sintonía de Friends.

Expectativas futuras.

Dejar de ser ese perfeccionista que soy y dejar de hacer una canción al año y hacerla cada cuatro meses, que es lo suyo. Afianzarme como compositor en Latinoamérica y la parte latina de Estados Unidos.

Tienes por delante mucho viaje a Latinoamérica, ¿cómo se compagina con una vida personal?

Estando soltero o teniendo una novia que te quiera mucho y sea aventurera.

¿Cuál es tu caso?

Estoy soltero.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?