Envenenados con orina en China y operados de manos en Japón

Las noticias más increíbles que jamás pudiste imaginar te las contamos en NTC

Terror y apocalipsis en una guardería china. Varias profesoras del centro aseguraban que alguien intentaba envenenarlas. Después de las horas de recreo, todas coincidían en que su té comenzaba a desprender un olor extraño. Después de muchos días sufriendo el adulteramiento de sus inocentes termos de té, decidieron poner cartas en al asunto: dejaron un móvil vigilando sus bebidas durante la hora del recreo. Y... ¡tachán! En el vídeo se podía ver perfectamente cómo un desalmado orinaba en sus termos de té.

Rápidamente identificaron al delincuente meón: su nombre es Gao Chao, un compañero de las chicas un poco resentido por el mal trato que, según él, sus compañeras le habían dado. A pesar de las quejas de las profesoras, Gao Chao no recibirá ningún castigo, pues su orina no contiene ninguna enfermedad infecciosa.

No les va mejor en el país del Sol Naciente. Los japoneses han comenzado a operarse las manos para cambiar su futuro. En Japón se toman muy en serio el tema de la futurología, y no puedes llegar a imaginar cuánto influye en ellos el devenir. Una de las técnicas más practicadas por lo videntes japoneses es la de la quiromancia, o sea, leer las líneas de las manos. Pero, ¿qué pasa cuando no te mola lo que dicen tus manos? ¡Pues te las operas!

Esta idea ha sido propuesta por el cirujano plástico Takaaki Matsuoka que, con un bisturí eléctrico y en tan sólo 10 minutos, puede cambiar una de las líneas de tu mano, hacerla desaparecer o, incluso, crear una nueva. El doctor Matsuoka ya ha realizado más de 500 operaciones. Las más populares: cambiar la línea del dinero en los hombres, y la del amor en las manos femeninas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?