Shuarma: “El éxito siempre afecta”

En su mejor momento de ventas Elefantes dijo adiós. Ahora, ocho años después, regresa con Rinoceronte

Rinoceronte, así se llama el disco que pone punto final a la separación de Elefantes. Hace 8 años, cuando vivían su mejor momento como banda, Shuarma, Jordi Ramiro, Julio Cascán y Hugo Toscano, anunciaron que se separaban. Para la historia quedaban canciones como Azul, Me falta el aliento o Que yo no lo sabía. Shuarma comenzó una carrera en solitario aunque nunca con los resultados comerciales del grupo.

Dijeron adiós por falta de química, pero parece que ahora la han vuelto a recuperar y se ven con ganas y con fuerzas para retomar su carrera allá donde la dejaron. De momento, nos ofrecen un disco muy suyo pero con la lógica evolución que les ha dado el paso del tiempo. Las críticas les son favorables y sus conciertos ya cuelgan el cartel de ‘sold out’ Su vocalista nos habla de esta nueva etapa que comienzan con vocación de futuro.

‘Lo que nos distanciaba se ha difuminado’, eso habéis dicho últimamente pero, ¿qué era eso que os separaba?

Algo muy difícil de explicar, es como cuando se termina el amor. Es algo químico, mágico, incontrolable…

¿Qué os ha vuelto a unir?

Lo mismo que nos desunió... esa química ha vuelto a aparecer, volvemos a vibrar en la misma frecuencia. Es la única manera en la que somos capaces de crear juntos.

¿Qué cambiaríais de lo que vivisteis juntos?

Todo lo que vivimos nos ha llevado hasta dónde estamos y a convertirnos en quién somos a día de hoy, así que, aun habiendo pasado por experiencias difíciles no cambiaríamos nada… bueno, algún manager, sí.

¿Fuisteis capaces de asimilar el éxito que conseguisteis?

No fuimos una banda de tanto éxito, pero siempre afecta…no me quiero ni imaginar a esas bandas de chavales de 15 años que triunfan mundialmente.

El éxito siempre afecta. No me quiero ni imaginar a esas bandas de chavales de 15 años que triunfan mundialmente

Muchos pensarán que, en época de crisis, volver a lo que dio éxito es una salida, ¿qué les diríais?

Que es lógico pensar eso. Si lo dices por nuestro caso, no es así. El éxito para nosotros es importante porque es el reconocimiento a lo que haces, pero nosotros no tuvimos ningún problema en apretar el pause en el momento en el que teníamos más éxito. El éxito es una consecuencia. A nosotros nos importa más el núcleo y el camino.

Habéis estado muchos años separados, cada uno ha evolucionado por su cuenta, ¿cómo ha sido el reencuentro?

Muy sencillo y muy natural. Todo lo que hemos aprendido durante este viaje en solitario nos ha sido de gran ayuda. Sentimos que cada uno hemos crecido musicalmente hablando y son nuevos colores que podemos aportar al grupo.

¿Qué es lo que más echasteis de menos del grupo cuando estuvisteis separados?

Esa unión entre nosotros. Sentir que formas parte de una misma manera de sentir y de vibrar. Nos sentimos muy afortunados por haber recuperado eso.

¿Quién dio el primer paso para este reencuentro? ¿cuándo fue y cuál fue la reacción general cuando se propuso?

En poco rato entendimos, todos, que volvíamos a estar conectados

Durante estos 8 años de separación no nos habíamos reunido los cuatro a la vez. Lo hicimos el pasado junio, por casualidad. En poco rato entendimos todos que volvíamos a estar conectados. Fue muy sencillo.


¿Vuelta con condiciones?

Claro… la de darlo todo.

¿Puntual (la vuelta) o con visión de futuro?

Para siempre.

¿Qué rutinas o costumbres del grupo habéis recuperado?

Nuestros rituales antes de salir de escena.

Canciones que hablan de dos opciones en la vida: la positiva y la negativa, ¿cuál es la más habitual en vosotros?

Somos personas positivas… nos dedicamos a lo que nos gusta y tenemos un público que nos escucha. Eso nos hace creer en los sueños.

También hay algo de carpe diem, muchos llegan a este lema de vida cuando les ha pasado algo, ¿es el caso?

Todos tenemos que aprender a vivir el momento… es lo único que tenemos.

Nosotros somos muy intensos, los cuatro

En época de crisis, vosotros apostáis por la realidad en lugar de por la evasión y de esto último hay mucho en la música, ¿es mejor ser intenso?

No creo que haya nada mejor ni peor. Creo que cada uno ha de ser consecuente con su manera de sentir. Nosotros somos muy intensos, los cuatro.

Las canciones ya las tenía escritas Shuarma antes de decidir volver, ¿habrían sonado muy diferentes si las hubiera sacado en solitario?

Seguro. Lo que hace de Elefantes un grupo es la energía de los cuatro juntos. Por separado somos distintos. Ni mejores ni peores, sólo distintos.

Mucha gente no olvida Azul o Que yo no lo sabía, ¿eso pesa de cara a trabajar en algo nuevo?

Todo lo contrario, lo valoramos mucho y ver que tus canciones le han llegado a la gente es una fuente de inspiración.

Cada vez hay más presencia de música extranjera y menos de la española, ¿qué pasa?

Es una lástima… somos un país con una herencia cultural grandísima y tenemos muchísimo talento. Hay muchas bandas maravillosas, en España, siempre se ha hecho muy buena música.

En un país que gusta tanto de etiquetas, vosotros siempre os habéis movido un poco en tierra de nadie, ¿eso perjudica?

Antes nos costaba asumir eso pero ahora nos sentimos más acompañados… Love of Lesbian, Vetusta Morla, Iván Ferreiro… Hay mucha gente que está en ese lugar entre lo comercial y lo indie. Es bonito estar en el centro.

¿Qué es lo mejor de ser músico?

Hacer música para los demás.

¿En algún momento, cuando las cosas no han ido como se esperaba, ha pesado lo de ser músico?

Nunca… es una forma de vivir.

Elefantes, rinocerontes, ¿cuántos safaris habéis hecho?

Y los que nos quedan…

¿De qué depende el futuro de Elefantes?

De nosotros.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?