Miguel Ángel Silvestre, de narcotraficante a empresario

La televisión le ha dado la fama y el teatro y el cine, el prestigio

Este mes de abril Miguel Ángel Silvestre ha cumplido los 32. Unos 32 muy bien llevados ya que, para muchos, el actor es uno de los grandes sex symbols de España. “Lo llevo con mucho orgullo, como lo tengo que vivir. Se ha acercado gente para decírmelo pero nosotros lo vivimos siempre desde la humildad”, confesaba su madre, María Lidón, en una entrevista con El Mundo.

Ese cuerpazo se lo debe en parte a lo gran deportista que es. Se puede pasar horas perdido entre las olas cuando surfea y, además, iba para tenista aunque una lesión en el hombro troncó su carrera. Y no es que nos alegremos pero sirvió para ganar un actor, y qué actor.

Empezó en el teatro y luego llegaron el cine y la televisión. La pequeña pantalla es el medio donde ha obtenido más popularidad, sobre todo a su papel de El Duque en Sin tetas no hay paraíso. El chico duro pero tierno en el fondo, cautivó a toda España. No fue extraño que recibiera por su interpretación un premio Ondas. Se convirtió en uno de los personajes más perseguidos y asimilar tanta fama no fue fácil. “Antes me protegía aislándome, pero el tiempo me ha enseñado que los escudos, en lugar de darte energía, te la roban. Las corazas te convierten en algo que no eres. Es una gozada quitarme pesos de encima”, confesaba recientemente en una entrevista con la revista Elle.

El Duque no fue su primer papel en televisión. Debutó en 2004 con Motivos personales sustituyendo a Álex González y es que, la carrera de estos dos actores ha ido siempre en paralelo. Ambos protagonizaron una película como boxeadores. En el caso de Miguel Ángel fue La distancia, su primer papel protagonista. Además, coincidieron en Alacrán enamorado.

A Miguel Ángel también le hemos podido ver en 3:19, película en la que daba vida a un enfermo terminal de cáncer y por el que recibió la Palma de Oro a la mejor interpretación masculina en la Mostra de Venecia en 2008. En Zhao dio vida a un fotógrafo. Verbo, Lo mejor de Eva, The Pelayos… Hasta Pedro Almodóvar se fijó en él para Los amantes pasajeros.

También ha trabajado en América. Allí grabó Reflections donde interpretaba a dos personajes gemelos.

Pero sin duda, la tele siempre ha vuelto a ser su gran escaparate. Ahora triunfa dando vida a Alberto en Velvet. Un joven empresario enamorado desde niño de la misma chica con la que, circunstancias de la vida, no puede estar. Un drama con gran éxito de audiencia. Él ve cada capítulo en casa después de cocinar un poco. Cada martes cuelga fotos de su buen hacer culinario.

Su faceta más sexy la mostró el cortometraje L’Agent by Agent Provocateur, dirigido por Penélope Cruz en el que compartía protagonismo con Irina Shayk y Javier Bardem. Era de tan alto voltaje que fue censurado.

Es sexy pero también sentimental, de apariencia agresiva pero a la vez tierna, triunfa en su profesión, aunque no tanto en el amor. Entre 2005 y 2010 mantuvo una relación con la actriz Belén López a la que conoció rodando Motivos personales. Un año después de su ruptura conoció a Blanca Suárez con la que coincidió en The Pelayos. Después de tres años juntos, la relación terminó a principios de año. Blanca ha preferido a Dani Martín. Ahora Miguel Ángel se siente “enamorado de la vida aunque a veces duela”, admite en Elle, “ahora el amor lo vivo con un trago de cerveza, mis colegas y un helado de chocolate”. Seguro que candidatas no faltan y su vida de soltero finaliza antes de lo que nos imaginamos.

Además, así tiene más tiempo para dedicar a todas las causas solidarias con las que está comprometido. De momento, le toca disfrutar y hacernos disfrutar de sus papeles tanto en cine como en televisión. De momento, le tenemos en fotos en la siguiente galería.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?