Los proyectos más locos financiados por crowdfunding

Cucharas teledirigidas o pagar por probar la comida son algunas de las ideas más jartas que Daniela Blume ha encontrado

El crowfunding se está poniendo de moda. Los que quieran llevar a cabo un proyecto, pero no tengan ni un duro para hacerlo, pueden promocionarse en webs de crowfunding para que, al que le pareca una buena idea, aporte unos euros.

Lo fuerte de todo esto son las ideas que, aunque parezca mentira, Daniela Blume ha encontrado y que han conseguido la recaudación necesaria para llevarse a cabo.

La locura más absurda fue la de Kurt Braunohler, un estadounidense que pidió 4.000 dólares para que varios aviones escribieran chistes en el cielo de Los Angeles cada mañana. Consiguió su meta y los habitantes de la ciudad ya han despertado bajo frases como: "¡Oh Dios mío estoy volando!", "Nubes 4ever", "Los pedos de Dios" o "¿Cómo se aterriza?".

Otro que consiguió financiar su idea es Brandon Walley. Pues recaudó 67.000 dólares para hacer realidad el sueño de un twittero: instalar una estatua de robocop en el centro de Detroit. Ya tienen el molde y están buscando el bronce para ponerla en pie.

Pero el propósito más jarto es el de la empresa Backyard Brains. Si tienes miedo a las cucarachas teledirigirla. Pues bien, esta empresa lo han conseguido y ya podemos adquirir en su página web cucarachas teledirigidas.

Y por último, Noboru Bitoy pidió que algún mecenas le donara 8 dólares para comerse un burrito en su barrio, a cambio de contar a qué sabía. Lo heavy es que consiguió 1050 dólares.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?