Andrea Duro: “No podría ser la protagonista porque no me soporto”

La amiga de Niki en Perdona si te llamo amor, nos habla de la peli, de su chico, de moda y de muchas otras cosas

Por un puñado de besos y Perdona si te llamo amor son sus dos últimas películas aunque muchos la siguen recordando por su papel de la Yoli en Física o Química. Han pasado tres años desde que Andrea Duro terminó de rodar aquella serie y desde entonces ha estado presente, con secundarios, en televisión y cine. En sus dos últimas películas ha compartido cartel con su chico, el también actor, Joel Bosqued. Su vida en común, sus trabajos, los colegas de profesión o la moda son algunos de los temas de los que hemos hablado con ella, una chica jovial, realista y parlanchina, de esas con las que da gusto pasar un rato hablando y riendo.

Acabas de estrenar Perdona si te llamo amor, tu segunda película basada en una novela de Federico Moccia tras A tres metros sobre el cielo, ¿cuántas de sus novelas has leído?

Yo leí A tres metros sobre el cieloTengo ganas de ti también la leí porque, aunque yo luego no aparecí en la película, ya que me había leído A tres metros sobre el cielo, no quería quedarme con la cosa de leer Tengo ganas de ti. Y Perdona si te llamo amor, no lo leí, es un libro que me regalaron y que, al final, por unas cosas nunca lo leí pero, después de haber rodado la película, leí Perdona pero quiero casarme contigo, más que nada por si tenemos la oportunidad de hacer una segunda parte, saber qué es lo que puede pasar.

En 2010 se grabó la versión italiana de esta novela, ¿qué te pareció?

La vi en 2011, curiosamente. Las comparaciones son odiosas pero no tiene nada que ver la película que hemos conseguido hacer con la italiana. Hemos hecho una peli mucho más humana, sin ningún tipo de caricatura. Me da la sensación de que la italiana está muy caricaturizada, ella es como un poco dibujo animado, se han ido mucho a los clichés, muy de niña y Paloma Bloyd no ha hecho para nada eso, se la ve mucho más joven, está en tono con el personaje. La película me parece muy fresca, muy divertida, tiene golpes de humor. Aparte tenemos a Pablo Chiapella que es muy bueno en esto y, aunque no quiera, siempre se le va a ir a la comedia y el humor, que es muy bueno, da otra cosa a la película, porque estás viendo una película de amor que tiene momentos buenos y malos y conseguimos que tenga ritmo y te quedes con las ganas de saber qué va a pasar.

Antes de estrenarse la veis en un pase privado, ¿cómo es ese momento?

Hablamos y nos reimos mucho. Como todos nos conocemos tanto…porque cuando estás rodando una peli estás dos meses con los compañeros… la verdad es que siempre tienes un poco el miedo de ‘ay Dios mío, ¿qué hemos hecho?, ay Dios mío, ¿qué vamos a ver?’. Al final siempre acabo riéndome porque no me soporto, no podría ser la protagonista porque no me soporto, yo con verme 10 minutos soy feliz. Es muy divertido, los pases privados son muy divertidos.

¿El comentario generalizado?

‘Ostia, qué película más bonita hemos hecho’. Ya conocía al director, a Joaquín Llamas y yo confiaba plenamente en él porque aparte le he visto muchos capítulos de muchas series que él ha hecho pero, siempre tienes la cosa de ver el resultado. Lo que dijimos todos es que es una película dirigida para el público adolescente pero que también es una película bonita que puede gustar a cualquier edad.

Haces el papel de la amiga de la protagonista que se enamora de un tío 20 años mayor que ella. En la vida real, ¿qué le aconsejarías a una amiga si le pasara algo así?

Yo lo primero que hago siempre como amiga cuando me dicen que les gusta un chico es ‘ah, qué bien, yo le quiero conocer’. Me gusta mucho el análisis y a medida que veo comportamientos y actitudes de ellos con mis amigas voy aceptando o diciendo ‘oye, esto que te hace, no’. Si pasara así, me gustaría conocerle y siempre está por encima la felicidad de la persona a la que quiero.

Pero, así de entrada, ¿la diferencia de edad no sería un problema?

Para nada, tiene que vivir su vida y la gente se tiene que enamorar al margen de la edad. Mis abuelos se llevan 10 años, mi abuela era una cría, él era más mayor, y al final llevan toda la vida juntos, eso no es un problema. Aunque a mí no me gustan tan mayores, ahora, de momento, los prefiero más de mi edad.

A mí no me gustan tan mayores, ahora, de momento, los prefiero más de mi edad

¿El recuerdo más divertido que te quedas de este rodaje?

Con las chicas tengo muchos recuerdos. Cuando acabábamos de rodar íbamos a cenar y luego ya nos íbamos a la habitación del hotel y estábamos allí hablando y tenemos momentos en la habitación del hotel muy divertidos.

Osea, peli de chicas…

Sí, estábamos todo el día juntas las tres. En A tres metros sobre el cielo estaba todo el día con Mario (Casas), con Luis Fernández, con Álvaro cervantes, y, sin embargo, en esta ha sido como más peli para nosotras, estábamos las cuatro juntas todo el rato.

Los estrenos conllevan alfombras rojas, ¿cómo eliges los modelos que luces en esos momentos?

Yo tengo un estilista maravilloso, el trabajo nos quita mucho tiempo y tener que ir a showrooms a buscar ropa y, aparte, los diseñadores si vas tú es más difícil conseguir ciertos modelos…Yo tengo un estilista que es un tío que siempre acierta, que es maravilloso, que es estilista de muchas actrices y estoy encantada con él.

¿En tu día a día eres muy esclava de la moda?

No, la verdad es que no. Me gusta sentirme a gusto conmigo misma y bien y, hombre, siempre verme guapa. No me gustan los maquillajes porque estoy todo el día maquillada cuando tengo rodaje, me gusta que la piel descanse. Pero rímel, y los labios, siempre llevo los labios pintados, me da la sensación que voy desnuda si no me pinto los labios, es una manía. Y en moda, con lo que más a gusto vayas… si un día me levanto y estoy más así me pongo tacones y si estoy más relajada, unas zapatillas, que me gustan mucho.

Tanto en esta peli como en Por un puñado de besos, has coincidido en cartel con tu chico, Joel Bosqued, ¿cómo es trabajar juntos?

Los dos sabemos diferenciar, estamos trabajando y una vez que llegamos al set somos compañeros y cuando salimos somos pareja. No tenemos problemas.

¿Sois muy críticos el uno con el otro?

Hombre, la verdad es que considero que es uno de los mejores actores de mi generación, tan jóvenes. Quizás le falta un poco el empujón para acabar de estallar…es cierto que hay cosas que veo que le digo ‘uff, aquí como que has flaqueado un poco’, pero por norma general yo siempre creo que está bien en todo.

¿Y viceversa?

Sí, cuando acabó de ver la película me escribió y me dijo ‘me ha gustado mucho cómo estás en la peli, aparte de guapa estás estupenda’.

Compartís vida y negocio, ¿cómo se os ocurrió abrir un restaurante en Collado Villalba?

Fue una locura. Al final nuestra profesión, por desgracia, es muy inestable y a veces tienes parones y puedes estar prácticamente dos años sin rodar y tienes que tener unos ingresos aparte. Ha sido simplemente por eso, por tener unos ingresos aparte. Yo tenía en mente otra cosa pero al final salió esto con unos amigos, y la verdad es que va bastante bien, es algo nuevo y diferente y esa es parte de la clave de tener éxito.

Os hemos visto en una sesión de fotos de VIM Magazine, ¿cómo es posar con tu pareja para algo profesional?

Muy divertido, nos lo pasamos muy bien. Creo que es como la primera o segunda sesión que hacemos juntos, son fotos que nos quedan para el recuerdo, para nosotros y el rato bueno para estar allí.

Lo bueno es que tratáis vuestra relación de forma muy natural.

Nosotros no hemos tenido problemas nunca con la prensa. Es mucho más fácil que yo misma te diga esta es mi pareja y somos felices. Al principio cuando llevábamos tres semanas juntos y ya habíamos subido fotos a twitter, no teníamos nada que esconder, pero fuimos de viaje a Barcelona y nos persiguió un paparazzi durante todo el fin de semana y no nos dimos ni cuenta, abrimos el Cuore y nos llevamos la sorpresa. Ahí fue cuando los medios si dieron cuenta y formalizaron la relación y para ellos era formal, para nosotros también y nunca más nos han vuelto a perseguir ni ninguna de estas cosas traumáticas que les pasa a algunos actores.

Te hemos visto protagonizar muchas sesiones fotográficas, ¿Cómo pez en el agua o se hacen duras?

Se me hacen duras porque no es lo mismo el actuar que el hacer unas fotos. Lo paso un poco mal sobre todo si es un fotógrafo que no conozco porque no sé lo que quiere.

Desde Física o Química no te ha faltado trabajo, has estado siempre ahí bien en cine o en televisión, ¿lo sientes muy lejano, lo de Física o Química?

La verdad es que no. Es una serie que en cuanto a seguidores sigue estando muy presente, la gente la sigue viendo mucho y me siguen escribiendo aunque hace ahora tres años que terminamos de rodar. Marcó un antes y un después en muchos jóvenes, incluso en nosotros y creo que la tendré cerca siempre. Escucho el típico comentario de ‘serás la Yoli hagas lo que hagas’, y digo ‘joder, me cago en la leche, haga lo que haga seré la Yoli siempre’, pero luego digo ‘pero, ¿por qué me lo voy a tomar mal si es verdad?’.

De los últimos papeles que has hecho, ¿a cuál le guardas un cariño especial?

Yo a la que más cariño especial le guardo es a la Yoli porque es el personaje que me ayudó a despegar y afianzar la carrera que ahora tengo. Pero me han gustado todos porque todos han sido bastante diferentes.

Pero, ¿el que más te ha costado soltar?

Me gustó mucho soltar el de Camila en Juan de los muertos porque tuve que hacer de cubana que llevaba años sin pisar Cuba y llegaba allí y se encontraba con la relación con su padre al que hacía mucho que no veía, pero a pesar de lo que me costó estoy muy satisfecha con el trabajo.

La ficción en nuestro país ha mejorado muchísimo en los últimos años, ¿a qué series te has enganchado tú últimamente?

Me enganché a El príncipe porque tiene muchos giros de guión, momentos que te hacen estar sentado en el sofá o tumbado en la cama con las uñas ahí diciendo qué va a pasar, es una serie que me ha conquistado, tanto con Álex (González) como con Hiba (Abouk) tengo muy buena relación. Velvet me gusta mucho, no la he seguido tanto, he visto algún capítulo, pero creo que está muy bien rodada y los actores son pedazos de actores y están todos maravillosos. Ahora me gusta mucho Sin Identidad porque me tiene en la intriga.

En la profesión has encontrado el amor y supongo que también amigos, ¿con quién mantienes una amistad de esa de todos los días?

De todos los días tampoco porque al final todos tienen su vida y su trabajo. Pero amigos de esos que llevo tres meses sin ver y quedamos para tomar café y es como si no hubiera pasado el tiempo, me ha pasado con Esmeralda Moya que, en realidad, nunca habíamos coincidido en nada de trabajo pero yo la conocí a través de Joel y ha sido una chica que su forma de ser, su carácter siempre me ha gustado mucho, es una tía super dulce, me transmite una seguridad y una cosa muy buena, y es muy amiga mía. Sandra Blázquez, desde que acabó Física o Química, no hemos dejado de hablar nunca, somos muy amigas, y me pasa con Lucía Guerrero que hemos hecho Perdona si te llamo amor, bueno, y con Lucía Delgado, hemos hecho muy buena piñita.

Hay muy buena cantera de actores en nuestro país, ¿alguno que te llame especialmente la atención?

De chicas, a mí Ana de Armas, es una actriz que me cautiva porque tiene esa belleza y esa fuerza como actriz y es como que lo tiene todo, me parece de las actrices entre las actrices, me parece que va a llegar super lejos y trabaja como la que más y haga lo que haga está estupenda.

¿Y en el género masculino?

Son tantos, hay uno que a mí me gusta mucho que es Jaime Olías que trabajamos juntos en Promoción fantasma, y era el protagonista de Ángel o demonio, tiene un camino y una carrera por delante muy heavy. Aparte de estos chicos que ahora están de moda como Álex González… Somos tantos ahora mismo, tanta gente…

¿Alguna vez has rechazado un proyecto?

He tenido que rechazarlos por no poder cuadrar fechas.

¿Con cuál te quedaste con más ganas?

Te cuento el que me ha venido ahora a la cabeza. Me llamaron para hacer la tv movie de Carmina, hice como 15 pruebas para hacer de ella de joven, me caracterizaban y era idéntica a ella de joven y al final no pude hacerlo después de que me dijeran que sí por tema de fechas de rodaje pero, al final, lo hizo una compañera que estaba estupenda.

¿Proyectos en mente?

Es como que no tenía nada y, de repente, esta semana, me han llegado un montón de cosas

Tengo varios, no sé qué irá pasando porque ahora toca cuadrar fechas…cine y televisión y una cosa de teatro. En principio empezaría a partir del mes que viene con el teatro y a ver qué pasa. Es como que no tenía nada y de repente, esta semana, me han llegado un montón de cosas.

¿Y la música?

Me encanta la música, me encanta cantar, montarme en el coche y volverme loca…

Vamos, que cantarías si hiciera falta.

Me he presentado a pruebas de musicales sin cantar porque nunca sabes dónde puede estar la suerte, es tan sencillo como dar clases de canto, así que, yo fui pero no fue bien.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?