Amelie, 5 personalidades por descubrir

Conocemos un poco mejor a los componentes del nuevo grupo que ha fichado la oficina de Auryn

Amelie es un grupo catalán con mucha influencia de los grupos de pop rock americanos que después de publicar dos discos en su comunidad, ahora dan el salto, cambian de idioma, fichan con la oficina de Auryn y Sweet California y se internacionalizan.

Acaban de publicar su primer single, I don’t wanna take it slow, que ha sido muy bien acogido por sus seguidores que aprueban y apoyan el giro que ha dado el grupo. Se trata del adelanto de un disco que ya han grabado en Los Ángeles, como el vídeo. Son disciplinados, les apasiona la música y disfrutan de lo que hacen, no hace falta más que hablar con ellos un rato para percatarse de eso. Hoy, les conocemos un poco mejor, uno a uno. ¿Cuál es tu preferido?

Carles Ribes

Carles Ribes es voz y guitarra en el grupo. Empezó a interesarme por la música desde muy pequeño, “mi madre siempre me dice que de las primeras cosas que hice fue cantar o, por lo menos, intentarlo”. Y es que reconoce que le gusta todo lo que tiene que ver con los escenarios. Para él Amelie lo es todo, “desde los inicios de mi adolescencia hasta ahora ha sido absolutamente mi vida”. Ahora está centrado en el grupo y ha tenido que aparcar sus estudios en Comunicación y Publicidad. Eso sí, su papel en el grupo es el de relaciones públicas y, según sus compañeros, el de escaquearse al descargar la furgoneta.

Tu motivación para seguir adelante.

Ahora mismo Amelie. Más que llegar algo, que por supuesto que sí, seguir haciendo música muchos años, hacer carrera de esto.

Lo que nos llamaría la atención de tu habitación.

Tengo la mesa que en teoría es para estudiar, la tengo llena de regalos de nuestras fans. Tengo tangas, un montón de cartas, piruletas que no me he comido aún, ayer incluso nos llegaron u libro personalizado para cada uno, una me regalo una camiseta, bueno, unas cuantas.

Un truco para conquistar a una chica.

Para conquistar a una chica tienes que saber entenderla y a la vez…a mí me gusta hablar y dialogar con la gente, es lo mío, y así es como conquisto yo a las chicas, hablando.

¿Cómo es tu pijama?

Normalmente no hay pijama, a pelo. Pero ayer llevaba pantalones corto de color rojo…la calor aprieta, y una camiseta de tiras roja.

Un momento inolvidable en Los Ángeles.

El día que llegamos, el día que el avión aterrizó y ver las palmeras por la ventanilla, yo me quedo con eso.

Marcel Selva

El que está detrás de los platos es Marcel Selva que aunque empezó con el piano con tan sólo 3 o 4 años, a los 15 descubrió que su verdadera pasión era la batería. El grupo le ha enseñado a convivir con personas y descubrir “cómo el ser humano es capaz de organizarse para luchar, cinco personas, en una misma dirección y conseguir tus metas”. Estudiante de podología reconoce que su papel en el grupo es como el de un portero en un equipo de fútbol, “nadie piensa en él pero, a la vez, cuando es necesario también es importante”.

El mejor sitio donde has hecho surf.

Haciendo surf, hace dos años, en Zarautz, en País Vasco. Sí porque en Los Ángeles, a mí… tiburones… déjame en la hamburguesería que ahí estaré mejor, que antes de que me coman, ya me lo como yo.

La estrella del Paseo de la Fama con la que te has hecho una foto.

Con Marilyn Monroe, fue mítico, había muchas pero cuando la vi dije, ‘Edgar, hazme una foto aquí’ porque Marilyn ha sido un símbolo siempre. Clásico, pero fue una mujer que…

El lugar que más te ha gustado de viaje.

Supongo que Turquía porque allí es donde se inició todo el proceso de fabricación de platos de baterías y cuando fui aproveché para visitar las fábricas y disfruté mucho viendo porque soy muy fanático de la batería y todo lo que se hace me gusta verlo.

Lo que sentiste la primera vez que tuviste el single en tus manos.

Lo hemos conseguido, hemos hecho nuestro sueño realidad. Todas las penurias que hemos pasado para llegar a este punto, todo lo que hemos currado, lo que hemos sufrido, aquí está…la gente sólo conoce la parte buena del single o de Amelie pero detrás de esto hay mucho curro y ha habido momentos muy malos que incluso, a lo mejor Amelie, no estaría yo aquí, pero todo este curro, toda esta dirección que hemos abarcado los 5, es decir, ‘vale, lo hemos conseguido finalmente’.

Las tres prioridades de tu vida.

El grupo, es número uno porque pasa por encima de cualquier cosa, salvo mi familia, evidentemente. Me acuerdo que antes de estar trabajando únicamente con Amelie estaba con una chica y el grupo llevaba tiempo y la chica también, y me hizo decidir, ‘o yo o el grupo’, no sabía que el grupo era mi primer amor. Así que el grupo, la familia y los amigos.

Álex Pla

Su padre, un amante de la música, le puso una pequeña guitarra en sus manos cuando sólo era un niño. Finalmente Álex Pla se decidió por los teclados pero aquel detalle de la infancia fue el inicio de algo. Algo que le llevó a Amelie, el grupo que le ha aportado seguridad en sí mismo. Su otra pasión es la ingeniería informática, la tecnología en general y “soy un poco el friki”, confiesa. Es el mayor del grupo y quizás por eso el más responsable, “soy el Papa del grupo”, admite, “soy el más aburrido y a veces tengo que decir, ‘chicos, con los pies en el suelo’”. Sus compañeros, en cambio, le hacen arriesgarse y está disfrutando al máximo de este momento.

Por lo que más discutes con tus compañeros.

Ufff, por todo. Discutimos mucho pero en el sentido bueno de la palabra, porque al ser cinco personas super trabajadoras todos tenemos nuestra opinión y lo bueno es que como somos cinco nunca hay empate, siempre hay decisiones. Incluso para escoger en qué horario veníamos ya discutimos. Por lo que más discutimos en Los Ángeles es por el orden, hay alguno más desordenado y yo soy muy cuadriculado.

Tu primera experiencia musical.

Así con gente delante, participé en un concurso de música de canto con mi padre que también canta, tuvo un grupo cuando era joven y por eso me animó a empezar esto y tirar adelante con mi sueño. Una experiencia bonita fue poder participar con él en ese concurso de canto.

El souvenir que te trajiste de Los Ángeles.

Traje pocos pero la verdad es que el tema de los fast food a mí me apasiona. Me quedé con el gusanillo de ir a un parque de atracciones de ahí porque no tuvimos tiempo pero todo este tema americano de fast food, de parque de atracciones, todo esto del espectáculo es más lo que me llevo, una experiencia de vivir como en una peli, más que algo físico.

Una canción que te ha marcado.

Del grupo casi todas…bueno, realmente todas. Let it go, es un tema que no hemos presentado, es un tema del nuevo disco que no habla sólo de mí, sino de los cinco, y es la más personal que hemos hecho como grupo hasta ahora. Habla de todas esas complicaciones que la gente no ve pero que están y todos estos momentos difíciles que han estado antes de poder empezar otra vez con todo lo nuevo.

El mejor momento con Amelie.

El primer concierto que tocamos los 5 juntos como Amelie que fue el 8 del 9 del 10 y fue increíble porque fue el primer concierto en el que realmente empezamos a ganar fans porque hasta entonces venían muchos amigos, algún chico o chica venía y nos decía que les gustaba mucho nuestra música pero aquel concierto la gente nos vio, tocamos con uno de nuestros referentes, ganamos un concurso y pudimos tocar con All Time Low, y gracias a ese concierto empezó un poco todo, es un momento importante.

Albert Segú

Albert Segú junto a Carles, es el principal compositor del grupo. Es diseñador gráfico y aporta al grupo el punto más creativo, de hecho, el logo de Amelie es suyo. El detonante de su historia es su abuelo, “toca la guitarra española super, super bien y siempre ha intentado que yo tenga interés en la música”. Con sus compañeros y a lo largo de los 5 años que han pasado juntos ha aprendido a ser paciente.

Lo más bonito que te ha dicho un fan.

No hizo falta que me lo dijese pero simplemente el hecho de verle llorar de emoción es algo que te llena, no hizo falta que dijese nada. El hecho de ver cómo una canción que yo había compuesto la había hecho suya y estaba llorando de decir, ‘es que, está hablando de mí’, es lo más bonito que me ha podido expresar un fan.

Una pesadilla recurrente.

Una pesadilla sería que por cualquier motivo el grupo no pudiese continuar y tuviéramos que dejarlo aquí cuando nosotros somos personas super ambiciosas y tenemos muchísimas ganas de tirar esto para delante.

Un ritual antes de salir al escenario.

Hacemos un grito antes de salir pero de ritual poco. Hay ese punto tenso de nervios, que yo creo que hay que tener nervios porque si no, no tiene gracia salir al escenario, y es mejor cada uno, aunque sea dos minutos, estar por separado, no decirnos nada, juntarnos para hacer ese grito y salir al escenario.

El mejor lugar para desconectar.

La playa, sin duda.

Lo que más te llamó la atención de Las Vegas.

Que todo era exactamente como me lo imaginaba en todos los aspectos. Es la ciudad del pecado, de la lujuria, del cartón piedra, de las luces y de la gente rara.

Edgar Regincós

Era un niño cuando se enganchó a los grupos americanos y tenía sólo 14 años cuando Edgar Regincós le dijo a su padre que necesitaba un bajo, “no sé por qué, guitarras hay muchas y me encantaba el bajo. Me dejaron uno y me puse a tocar como un loco hasta que me compré el mío”. Aunque estudia marketing y comercio internacional está dispuesto a centrar todo su tiempo en Amelie, el grupo que le ha aportado, “creer en los sueños”. Según sus compañeros es el guapo del grupo aunque él lo niega, prefiere decir que su papel es “ser uno más saltando, liándola en cada escenario y transmitiendo lo que es Amelie”.

Tu serie de ficción favorita.

Breaking Bad. Me flipa el guión, me flipa el argumento, me flipa todo de la serie, cómo está rodada. El cambio de chip de cómo ves al personaje y cómo lo ves al contrario, cómo está hecha, me gusta mucho y mira que yo nunca me he enganchado a ninguna serie. Hay una escena… ay no, que luego hago de spoiler.

Tu visión de Cataluña.

Es mi tierra y es donde he crecido. Tienes la montaña, tienes el mar, tienes todo lo que quieras.

Un deporte para practicar y otra para ver.

Para practicar el snowboard, intento que ir con cuidado no como antes que iba como un loco por ahí. Y para ver el fútbol aunque este Mundial ha sido un poco raro.

Un imprescindible en el armario.

Mis camisetas de tiras.

Tu primer bajo.

Lo tengo en mi habitación, es un bajo negro, lo tengo un poco con polvo pero sigue ahí con la habitación.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?