Disney y los segundos finales

Daniela Blume saca a la luz las nuevos finales de las historias que marcaron nuestra infancia

Daniela Blume abre un nuevo capítulo en el que destruye todos nuestros recuerdos de la infancia y nos desperta de la ilusión que habíanos depositado en princesas, animales que hablan y esas cosas.

Nos vuelve hablar sobre las historias Disney: lo que pasó, en realidad, en las historias que la factoría de dibujos cambió para hacer sus películas.

La Bella y la Bestia

En la historia real, Bella tiene dos malvadas hermanastras. Cuando la Bestia permite a Bella salir del castillo para visitar a su familia, dichas hermanastras la retrasan para que la Bestia se coma su cabeza al volver al castillo.

Pinocho

En la verdadera historia, Pinocho no es, precisamente, un buen niño. En una ocasión, denuncia a Geppeto por abusar sexualmente de él. Incluso, se enfada con Pepito Grillo, y lo mata aplastándolo con el pie.

La Bella Durmiente

Antes de que Aurora despertara, el Príncipe ya le había dado otros besos, sin resultado. Al ver que no reaccionaba, él se hartó de insistir y abusó sexualmente de ella. En la historia original, el Príncipe ya estaba casado y, cuando su mujer se enteró de la infidelidad, quiso matar a sus hijos y obligar a que se los comiera.

Sí, muy jarto. Esperamos creado un trauma.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?