Channing Tatum, un ‘fappy’ muy sexy

El actor estrena, este viernes, Infiltrados en la universidad, un paso más en su extensa carrera

Tiene sólo 34 años pero ya puede presumir de tener una extensa carrera con un futuro más que prometedor y es que desde que debutó en el cine en 2005 no ha pasado un solo año sin tener varios proyectos en taquilla. Este viernes, Channing Tatum, estrena el último, Infiltrados en la universidad y eso nos ha hecho detenernos en un hombre que, poco a poco, ha ido ganando adeptos hasta convertirse en uno de los hombres más polifacético y sexy de Hollywood.

El chico de Alabama que se crio entre Misisippi y Florida adora los deportes desde que era un crío. Jugaba al rugby, fútbol, béisbol y practicaba artes marciales desde muy pronto y esa dedicación fue forjando su cuerpo atlético que le ayudó a conseguir becas de estudios. Pero él prefirió abandonar las escuelas y ponerse a trabajar y entre sus diversos oficios tuvo el de bailarín de striptease, experiencia que le sirvió más tarde para participar en la película Magic Mike.

En esa primera etapa explotó sus facetas de modelo y bailarín. De hecho, su primer contrato profesional fue para bailar en el vídeo She bangs de Ricky Martin.

Como modelo trabajó para grandes firmas como Armani, Abercrombie & Fitch o Dolce & Gabbana y protagonizó diversos spots de televisión y como él mismo ha comentado, le abrió las puertas al mundo para saber qué es lo que le gustaba hacer.

En 2004 dejó aparcada la moda para centrarse en la interpretación. Su debut fue en un episodio de CSI: Miami. Un año después llegó su primera peli, Coach Carter, en la que daba vida a un jugador de baloncesto, algo que encajaba a las mil maravillas con su perfil atlético. Además, apareció en Hope, el vídeo de Twista para la banda sonora del film.

Se fueron sucediendo las pelis hasta que llegó Step Up donde su interpretación de un bailarín rebelde de hip hop empezó a disparar su popularidad. En esta peli conoció a Jenna Dewan con la que se casó cuatro años más tarde en Malibú y con la que tuvo, el año pasado, a su primera hija.

Precisamente junto a su mujer ha participado en dos videoclips dejando claro por dónde van sus gustos. Podemos verles en Get up de Ciara y Give it up to me de Sean Paul.

En el cine ha hecho drama, acción y comedia romántica y ahora protagoniza Infiltrados en la universidad, la secuela de Infiltrados en clase en la que, una vez más, vuelve a explorar en el humor.

Aunque siempre ha presumido de cuerpo atlético, la verdad es que en los últimos años ha ganado unos cuantos kilos algo que le ha convertido, como él mismo contaba el pasado febrero en el programa de Ellen DeGeneres en un ‘fappy’, o lo que es lo mismo, un ‘gordo feliz’. Y es que, como él mismo ha reconocido en más de una ocasión, entre películas le gusta comer y beber en exceso. Esa naturalidad no ha hecho más que aumentar su lado sexy que hoy repasamos en la siguiente galería.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?