Breaking Bad, el mejor drama y Modern Family, la mejor comedia

El profesor narcotraficante y la familia moderna se imponen en los Premios Emmy que se entregaron en una gala teñida de rojo

Ya van 66 ediciones en la que los Emmys premian lo mejor de la televisión. Las series han ido cobrando cada vez un mayor protagonismo, la calidad es superior, los actores que antes sólo hacían cine ahora se disputan papeles en la pequeña pantalla, los guiones se superan cada vez más y la competencia es realmente dura. Eso hace que los espectadores de estas creaciones se cuenten por millones.

Este 2014, Breaking Bad y True Detective auguraban una reñida batalla que finalmente ganó la primera que se despide por todo lo alto. Recogió hasta 5 galardones, incluidos el de mejor serie dramática, premio que ya se llevó el año pasado la primera entrega de esta última temporada. También recogió estatuilla Bryan Cranston, el mejor actor. Walter White, el profesor de química reconvertido en capo de la droga en Nuevo México se va laureado y amado por crítica y público.

En comedia, la mejor serie por quinto año consecutivo ha sido Modern Family que con el paso del tiempo parece que no está a dispuesta a perder fuelle. También se llevó el premio al mejor actor de reparto.

Jim Parsons recibió el premio a mejor actor de comedia por su trabajo en The Big Bang Theory mientras que Julianna Margulies se llevó el de mejor actriz de drama por The good wife.

Sherlock se llevó tres premios, Fargo el de mejor miniserie y, sin embargo, True Detective y Orange is the new black, se fueron de vacío. Una noche sin demasiadas sorpresas en las que el rojo fue el color predominante.

Heidi Klum, Claire Danes, Kaley Cuoco, Julia Louis-Dreyfus o Christina Hendricks fueron algunas de las que optaron por el color pasional, unas con más acierto que otras.

Entre las que no gustaron mucho por su elección estilística estuvieron, por ejemplo, Lena Dunham o Kelly Osbourne.

Hayden Pannetiere lució panzita de embarazada sin perder un ápice de glamour.

Sofía Vergara, una de las grandes olvidadas de esta edición que, sin embargo, había tenido más protagonismo otros años por su papel en Modern Family, lució espectacular de blanco.

No faltaron músicos. Adam Levine acudió con Behati Prinsloo. La pareja de recién casados optó por el negro. Mientras que Gwen Stefani prefirió el color aluminio.

TE RECOMIENDO

MÁS SOBRE:

Bryan Cranston  •  Adam Levine  •  Hollywood  •  Julia Louis-Dreyfus  •  Robin Williams  •  Billy Crystal  •  Breaking Bad  •  Modern Family  •  The Good Wife  •  Jim Parsons  •  Premios Emmy  •  Sofía Vergara  •  Gwen Stefani  •  Series americanas  •  Actrices  •  Cine americano  •  Actores  •  Sitcom  •  ABC  •  Series drama  •  AMC  •  Series comedia  •  Géneros series  •  Series televisión  •  Cine  •  

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?