Los niños de 'Águila Roja' ya no son niños, ya tienen barba

Entrevistamos a Patrick Criado y Guillermo Campra que nos descubren su lado más adulto e interesante

Estamos apoyados en la puerta del Teatro Principal de Vitoria hablando del gol de Miranda en la final de Copa contra el Real Madrid. Es muy del Atlético de Madrid, Patrick Criado lleva en el corazón a su equipo. Ha completado su paso por la alfombra naranja del Festival de Televisión de Vitoria (FesTVal). Se ha hecho mil fotos con las fans, le han chillado, abrazado besado… Le digo que no se queje luego de que no ha ligado, lo podría haber hecho perfectamente. Sonríe. Pero él se viene para dentro. Se le nota más seguro lejos de la mirada de toda esa gente, le entusiasma estar aquí en Vitoria, se le nota feliz pero intuyo que le incomoda el exceso de fotos, de flashes. Patrick es un chico de barrio, con todo lo bueno que eso tiene… que es mucho.

Se ha quitado la americana para pasar por la alfombra. Va con una camisa de cuadros verdes, unos pantalones vaqueros negros y unas bambas. Elegante e informal. Look similar al que lleva Guillermo Campra, aunque en este caso sí que grita más eso de "soy actor y se me nota". Camiseta gris, americana negra, pantalones pitillo negros por encima de los tobillos y deportivas naranjas (¡¡¡naranjas!!!). Guillermo llega al final de la alfombra y busca con la mirada a Patrick. Ya no se separan en el resto del estreno. Estos dos son como Zipi y Zape. Se miran y se sonríen, saben lo que están pensando.

Pero remontémonos a un par de horas antes. Palacio de Villa Suso, también en Vitoria. Ahí ha tenido lugar la rueda de prensa de la presentación de la nueva temporada. Van con ropas más informales, más de salir con los colegas un sábado. Guillermo espera con timidez a que empiecen las entrevistas. Patrick, que ya ha hecho un par, no espera más. Se sale a la calle a fumarse un cigarro. Que lo busquen si quieren entrevistarle. Es un chico de barrio. Pero si lo buscas, te atiende con la mejor de las sonrisas y te estrecha la mano. Los chicos de barrio, si te estrechan la mano, es de manera sincera. Y yo eso lo agradezco.

Para quien no los conozca por el nombre, explicarle que son los niños de Águila Roja, la exitosa serie de TVE que en Vitoria presenta su sexta temporada (ver avance) y que llegará a La 1 el próximo jueves 11 de septiembre.

Corrijo. No son los niños. Ya no son niños, ya tienen barba. Mejor dicho, esos primeros pelillos por la cara que, si bien los sitúa en la edad del pavo, también hace que se pueda mantener con ellos una agradable, divertida e interesante conversación. Guillermo tiene 17 años. Patrick va a cumplir los 19 dentro de unos días. Existe una complicidad especial entre ellos. Están acostumbrados a que les hagan las mismas veinte preguntas iguales sobre la serie. Quizá hasta estén cansados de que los traten como a unos críos.

Pero ya no lo son, ya se puede hablar de ellos sobre trabajo, sobre amistades, sobre el futuro, sobre su gente, sobre los valores que rigen sus vidas… Ya se puede pasar un rato muy agradable con estos dos chicos que van camino de convertirse en todo unos hombres. Ellos además desean convertirse en unos grandes actores. Por la barbita y por cómo hablan lo que sabemos es que, como personas, estos chicos han sabido crecer muy bien.

Los dos habéis dicho en la rueda de prensa que estáis en esta serie, sobre todo, para aprender de vuestros compañeros. Pero, después de tanto tiempo, ¿cómo recordáis esa primera vez que pisasteis el plató de Águila Roja?

Guillermo: Me acuerdo de la primera secuencia exacta que grabamos. Fue la que le cortábamos la pata de madera a un chaval que teníamos en clase. En ese momento, yo decía, "¡cómo lo tienen que ver desde fuera: unos niños cortándole la pata de madera a otro que es cojo!" [Risas]

Patrick: Es verdad que éramos bastante bestias al principio. Mi primera secuencia fue llegar a la taberna con una espada, sentarme, llamar al camarero [da unas palmaditas al aire] y le pedía un chocolate. Él me decía que no y yo le decía: "si no me lo pones te corto la cabeza" [Risas]. Imagínate rodar eso en la primera secuencia, con 12 años que tenía…

G: La verdad es que la primera secuencia juntos no fue en Águila Roja

¿Ah no? Contadme, contadme…

G: A Patrick lo conozco desde hace 8 años. Grabamos también una película que se llamaba Carlitos. Allí también éramos enemigos. Creo que les debió gustar nuestra rivalidad…

¿Qué hay que hacer para no volverse tontito con la fama? Porque estáis en unas edades muy peligrosas…

G: Principalmente pensar en que tienes mucha suerte. Hay mucha gente que quiere ser actor y tener la suerte de poder serlo no te da derecho a sentirte superior a nadie. Después, la gente que te rodee. Es primordial. Si estás rodeado de subnormales, vas a acabar siendo un subnormal.

P: Pienso lo mismo. Mantener las relaciones que siempre mantuve con mis amigos, la familia…

Las amigas… ¿Hasta qué punto, con la edad que tenéis, explotáis esto de ser actor en una serie de éxito para ligar? Porque ahora con barbita…

P: Sí es verdad que se liga más, no te lo voy a negar. Pero yo que sé, es algo que conlleva el trabajo. Tampoco me voy ligando a la gente que me pide una foto. No sé, no me gusta ese rollo.

G: Por mi parte es gracioso porque a Alonso [su personaje] se le ha visto desde muy pequeño. Además, lo que está grabado en los nuevos episodios es de hace casi 2 años y yo físicamente he cambiado bastante en este tiempo. En Twitter noto que a la gente le impresiona mucho ver que ya no soy el mismo que está saliendo en televisión. Pero cuando voy por la calle, la gente no me reconoce porque no soy el mismo que está saliendo por televisión, así que no me da tiempo a explotarlo… [risas]

Lancemos un llamamiento, entonces: ¡Por favor, TVE, poneos al día con la emisión de los capítulos de Águila Roja que Guillermo quiere ligar!

G: ¡Exacto! [Risas]

Justo aquí al lado tenemos un espejo. En vuestra profesión puede ser una de las cosas que más daño os haga. Yo os pido que os miréis y me digáis qué veis en él, ¿qué es lo que podríais decir de ese chico que veis?

G: Ahora mismo veo a un Guillermo más repeinado que otras veces [risas], con camisa y disfrutando de lo que de verdad le gusta. Aquí en Vitoria. No me esperaba que fuera a venir aquí y encima por esto: por un festival de televisión y la verdad es que estoy muy contento.

¿Y cómo es lo que hay dentro de ese Guillermo que vemos en el espejo?

G: Pues aunque no lo parezca, soy muy tímido. Soy una persona muy distinta con mis amigos y con mi familia que con la gente que no conozco. La gente que me viene por la calle, a veces, puede llegar incluso a pensar que soy borde porque me cuesta bastante soltarme.

¿Y tú Patrick qué ves en ese espejo?

P: Bueno, pues yo me veo el mismo de siempre. Quizá un poco más cambiado y con más currículum. Pero me veo la misma persona, con las mismas ganas de trabajar… A mí no me gusta ser el centro de atención. No me gustan las alfombras rojas, no me siento cómodo cuando estoy con mis amigos y me reconocen… Pero por el simple hecho de que no me siento una persona como para que me pidan fotos y por eso, cuando me la piden quiero hacerme la foto y volver con mis amigos porque es donde de verdad me siento yo.

Decidme entonces cómo es ese núcleo cercano a vosotros donde realmente os sentís seguros y sois vosotros mismos…

G: Por una serie de problemas que tuve -principalmente por ser actor, que también tiene su parte mala- descubrí que yo tenía amigos que no eran mis amigos. Desde hace unos 2 años, por fin he encontrado a la gente con la que me gusta estar, que tenemos mismas aficiones, mismos gustos… Si un día llueve, da igual: nos vamos a una casa y vemos una película. Nos gusta hacer skate, lombor… todas esas cosas.

Y si me paran por la calle algún día, mis amigos me hacen bromas, pero no desde el punto malo ni de la envidia. Yo me doy cuenta de que son mis amigos y me siento bien con ellos.

P: El mío es el núcleo que siempre he tenido. Yo mantengo mis colegas de siempre…

[Le interrumpo] ¿dónde es eso?

P: …en la Elipa, allí vivo. Soy un tío de barrio [ríe]. Me gusta salir por mi barrio, irme al parque con mis colegas… Y echo ahí la tarde o la noche tranquilamente. Pero eso, en un núcleo cerrado y con la gente de siempre.

¿Cómo lleváis las críticas? Sobre todo las malas, porque entre Twitter y los lameculos que hay siempre en estos mundillos, casi siempre os dirán que todo es excelente…

G: A mí me encanta criticarme a mí mismo. Yo siempre me veo mal a mí y a los demás perfectos [Sonríe]. Me encanta criticarme y que me critiquen. Porque encuentras tus fallos, lo ves… no queda otra. Así te das cuenta de que es algo con lo que tienes que vivir porque es imposible hacer todo bien.

P: Yo no suelo leer críticas hacia mí. Sí que me gusta leer las críticas hacia la película o la serie. Pero bueno, si lees algo que no te gusta, te quedas así [resopla] y dices "¿Qué se le va a hacer?". Es algo que hacemos para la gente y a todo el mundo no le gusta lo mismo. Yo he procurado hacer mi trabajo lo mejor posible… y hay gente a la que le ha llegado, gente a la que no… Es algo con lo que hay que vivir.

¿Qué me diríais el uno del otro?

P: Puff, con Guille llevo currando 8 años. En Carlitos tuvimos muchas secuencias juntos, en Águila Roja también. Nos están quitando trama ahora y sí que es verdad que a mí me gustaría tener más trama con él de la que tenemos porque me siento muy cómodo currando con él desde hace mucho tiempo. Me parece un actor excelente, gran compañero, generoso y que ojalá que tenga todos los éxitos del mundo porque yo no le deseo el mal a ninguna gente.

G: Lo primero que es una persona muy legal. En Carlitos fue la primera persona con la que yo hablé, la primera persona que se acercó a mí a preguntarme qué tal estaba y a presentarse. Es una persona muy abierta que a la hora de currar es muy centrado. Sabe cuando hay que reírse, sabe cuándo hay que parar. Te puedes echar muchísimas risas con él. Cuando tengo una secuencia con él digo: "¡joder! ya era hora"

P: Lo pasamos muy bien, nos reímos mucho…


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad