Análisis: Assasin's Creed: Unity

No te pierdas este reportaje a fondo sobre la nueva entrega de la saga

Ubisoft nunca nos falla. La saga de los asesinos ha adoptado el formato de producción “FIFA” y no hay navidad que no quede bañada con la sangre de los templarios. Este año ha sido el estreno absoluto de la nueva generación con AC Unity (el año pasado compartieron título todas las consolas) y como tanto se está escuchando del juego, hemos querido dejar caer nuestra humilde opinión para que valga como referencia en caso de que se necesite. Aquí va mi experiencia con Unity.

En la piel de Arno Dorian viviréis la tragedia que despierta al asesino. Las calles de París en plena revolución francesa serán el escenario perfecto para calmar su sed de venganza. No queremos ignorar que algunos encontraréis la narración en ocasiones algo difusa, con giros y anexos a veces difíciles de explicar y, como más de una vez ha ocurrido antes, un final que puede que no termine de cumplir las expectativas de algunos; pero casi de forma inmediata os daréis cuenta de que la historia se convierte en un pedacito más de una campaña que busca sobrecoger al jugador en todo momento. Poco importará que vuestra atención pueda perder el rumbo de la historia cuando pongáis en la balanza todo lo que ofrece este juego.

El necesario crecimiento del personaje y de su entorno; los contratos de asesinato, la absoluta libertad en la exploración, o las misiones co-operativas entre muchísimas otras cosas, consiguen que cualquier vacío que pueda dejar la historia resulte insignificante.

París parece interminable, por las calles y por los tejados; la imagen del mapa sin filtrar puede resultar abrumadora; abarrotado de pequeños iconos que suman horas y horas de puro entretenimiento. A vuestra elección queda el uso del viaje rápido o la total inmersión en una ciudad que pide a gritos semanas de exploración. Ventanas y puertas abiertas que invitan a cotillear en casa ajena, casas y habitaciones vigiladas en las que descansan apetitosos cofres, locales que buscan un propietario con ganas de amasar dinero y por supuesto; los endiablados enigmas de Nostradamus que recompensan al jugador con un atuendo superlativo.

Cada prenda vestida por Arno y cada arma puede personalizarse y mejorarse, y siempre quedará reflejo en la parte visual del personaje. Como siempre, Unity es un juego fácil de terminar pero mucho más costoso de completar. Y, al final del camino, es en el 100% donde llega el verdadero pago; un mapa limpio de iconos, una ciudad a vuestros pies y un personaje inmejorable cuyo uno futuro depende del contenido descargable que Ubisoft presente; en ese momento (y no cuando vemos el final) es cuando el jugador siente que su compra está más que justificada. Por ello os decimos que, pese a tener las mejores ideas, esta saga siempre ha sido la que menos adolece una narración poco acertada y, repetimos, mira que tienen buenas ideas; como esta:

Pasando al plano técnico no podemos sino quitarnos el sombrero. Leemos por ahí que la gente se queja si el frame-rate baja o que existen molestos bugs que nos pueden hacer perder el tiempo en ocasiones (sí, los hemos sufrido y no son para tanto…); pero hay que tener en cuenta la “salvajada” que supone crear un mapa como el que se ha creado para este juego. En primer lugar, cientos y miles de personas interactuando en pantalla a cuenta de la IA de vuestra play o Xbox; casi nada. Una reconstrucción de París levantada al milímetro y cuando digo “al milímetro quiero decir que podéis superponer la pantalla del juego con la ciudad de verdad, hoy, en el año 2014 y sino mirad las fotos que se ha marcado este fan:

Piedra, barro, mármol u oro cuyas texturas engañan al cerebro y la mejor iluminación natural que hemos visto en esta generación.

Dicho esto; sí, es una lástima que la historia no cierre un juego redondo y, hasta que Ubisoft lo ajuste con un parchecito, puede que os quedéis enganchado en alguna teja o que caigáis en un vacío bajo tierra en un mal paso dentro de una misión co-operativa; pero en ningún caso es algo que tendremos en cuenta a la hora de recomendar la compra de Unity. Puede que no sea un viaje perfecto pero sí es inolvidable y para mi eso es más que suficiente.

Apunte: ¿Qué versión me compro?

Os dejamos con la comparativa de frames de los compañeros de Digital Foundry que debería responder de forma tajante la pregunta. Sorprendentemente, después de tanta queja por la bajada de resolución en la plataforma de Sony; el rendimiento en PS4 es notablemente peor que en Xbox One (hablamos de 3-4 frames por debajo de media); sólo las secuencias de video fluyen mejor en PS4. Así que, en esta ocasión, un servidor se quedaría con la versión de ONE.

 

 


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad