Formas de arruinarse la Nochebuena seriéfila

Formas de arruinarse la Nochebuena seriéfila

Si hay algo que nos enseñan las series es que el día es muy largo y en Nochebuena puede pasar de todo... De hecho, un día que empieza con la ilusión de preparar una buena cena y disfrutarla con la familia y amigos más cercanos puede convertirse en un minuto en un infierno del que no poder salir.

Para empezar, puede ser que no te dejen salir de la oficina. Es algo que pasó con Remington Steele, mítica serie cuyo episodio en el que esto ocurre se emitió en diciembre de 1985. Los protagonistas se encuentran trabajando en la agencia de detectives, y en mitad del vinito en la oficina, cuando están a punto de irse a la cena de Navidad, tres ladrones vestidos de Papá Noel los retienen durante horas a punta de pistola.

Algo un poco más inusual que podría pasarte es que tu novio tuviera una crisis existencial por tener un pasado malvado como demonio, pues casi 300 años de vampiro sanguinario dan para mucho y se les hace tarde, claro. Buffy, cazavampiros contaba la historia de esta chica elegida para luchar contra las fuerzas del mal. Sarah Michelle Gellar no ha conseguido hacer nada nuevo desde entonces, mientras que David Boreanaz ha triunfado con su spin-off y sigue a tope con Bones.

Otra opción, sin duda la menos apetecible, es que te descuarticen. Así se las gastan en Dexter, el asesino del camión de hielo, que en la Navidad de 2006 andaba suelto por la ciudad haciendo de las suyas. Dexter se ha enterado que esto de chuletear a la gente es algo de familia, el asesino es su hermano y va a tener que encontrarlo antes de la cena porque, a saber lo que te pone éste para cenar...


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?