Megan Montaner lloró por su topless

La actriz se sincera y habla sobre la portada de su desnudo playero

Megan Montaner es una de las actrices españolas con mayor proyección y de físico más imponente. A sus 27 años, esta aragonesa protagoniza la serie de Antena 3 Sin Identidad, la miniserie de La 1 Víctor Ros ya ha estrenado varias películas.

Es una chica alegre, directa y de armas tomar… aunque demuestra que, a veces, detrás de ese carácter fuerte también esconde debilidades. Así se ha mostrado en una sincera entrevista concedida a nuestros compañeros de Cadena SER.

Megan cuenta en esta entrevista que pese al éxito en su vida profesional, el tener que vivir en Madrid -por cuestiones de trabajo-, hace que añore su casa: "Echo de menos mi tierra, echo de menos a mis amigos. Aquí, al final, es una jungla caótica en la que te pasas todo el día trabajando. Los momentos de ir a Huesca, para mí significan tranquilidad , familia, amigos de siempre, no hablar de trabajo… Es disfrutar de la vida, por eso lo tengo bien metido en la cabeza".

Desvela cómo decidió ser actriz: "un amigo mío empezó a decirme que por qué no probaba en el mundo de la interpretación. Fue algo que yo jamás me había planteado porque en Huesca no suele ser una cosa a la que aspirar. Yo tenía ganas de salir de esa rutina, me vine a Madrid y, la verdad, es que me gustó", cuenta la aragonesa que admite que en su éxito hay mucho de azar ya que "Desde niña nunca me propuse ser actriz. El azar hizo que mi vida se fuera por estos caminos y que poco a poco me fuera surgiendo un proyecto detrás de otro".

Eso sí, en los buenos resultados, como en los malos, no todo es la suerte: "Por supuesto que ahí también tiene que ver la seriedad en cuanto al trabajo. Creo que tienes que ser profesional, que cuenta la suerte… Son muchos factores los que al final están ahí para que surjan todas estas cosas", afirma la actriz.

Sobre la fama admite que es la parte más dura de su profesión porque "te vendes un poco al diablo. Es imposible llevar la misma vida de siempre. Te quieres ir de marcha por ahí y emborracharte… y no puedes. Te van a sacar una foto con un ojo mirando para allá y tropezándote… y luego sales en el "Aggg" del Cuore", explica la sonriente Megan, "tienes que tener cuidado, pero yo intento tener una vida normal".

Tener cuidado, una lección que está aprendiendo a base de portadas como la de este verano cuando la revista QMD sacaba unas fotos suyas en topless cuando se encontraba tranquilamente en la playa junto a su chico. Ella no se percató de nada y enterarse de que iba a salir de esa guisa en la portada de una revista fue duro: "me acuerdo que ese momento fue grandísimo. Era un viernes y me fui al cine a ver la película Lucy. Justo un amigo me manda la foto y me dice 'mira esto, hasta el lunes no se publica'. Y yo, '¡¿Y esto?!'. Pensaba que era un montaje, me pasé el fin de semana llorando porque además yo no había hecho topless como tal, fue durante un momento que me lo había quitado y el tiempo de volver a ponérmelo me pillaron".

Un mal momento que no borra la sonrisa de esta guapísima actriz a la que le espera un 2015 muy importante para ella.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?