#HÉROESBIZARROS: El chaval culturista que capturó a un psicópata

Inauguramos esta sección con la historia de Steven Maida

La mañana del nueve de abril de 2013, Steven Maida, un estudiante de veinte años, caminaba tranquilamente por su facultad y se sorprendió al encontrar rastros de sangre cafa vez mayores en el suelo. Fue entonces cuando vió a una multitud de chavales corriendo asustados por los pasillos y gritando "¡Que alguien detenga a ese tío!".

Ese tío era Dylan Quick, un universitario con serios problemas mentales que fantaseaba con el canibalismo y con arrancar caras y ponérselas como máscaras. Vamos, una mezcla entre Hannibal Lecter y Buffalo Bill, de El Silencio de los Corderos. Aquella mañana se le terminaron de cruzar los cables y apuñaló en el rostro y en el cuello a dieciséis estudiantes.

Cuando Steven vio a la primera víctima, una chica con un terrible corte en la cara, decidió poner fin él mismo a esta pesadilla. Sus conocimientos de lucha libre le permitieron desarmar e inmovilizar al loco en un abrir y cerrar de ojos, y mientras llegaba la policía aprovechó para sacarle una foto y subirla a Instagram con esta lapidaria frase: "Que se joda este hijo de p*uta, ha apuñalado a varias chicas. Todos salieron corriendo y yo dije "¡a la mierda!". #apuñalamientoenlauniversidad #quesejodaestetío #lapolicíaesdemasiadolenta".

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?