Tom Cruis se enfrenta a la cincuentena con más de treinta años de carrera a sus espaldas. Aunque sus últimos hayan estado marcados por la polémica y por su extrema unión con la Iglesia de la Cienciología. Pero no todo fueron extremismos en la carrera de Cruise. En los años 80 se convirtió en uno de los actores más demandados y papeles como los de Cocktail, Risky Business, Top Gun o Algunos Hombres Buenos lo convirtieron en un referente tanto de estilo como de actuación.

Sería en los años 90 del pasado siglo cuando llegarían los papeles que lo consagrarían como uno de los actores de la década. Entrevista con el Vampiro, basada en la novela de Anne Rice, sería un auténtico boom, pero también lo conseguiría Jerry Maguire. Se llevaría el Globo de Oro al igual que con un secundario de lujo, el de Magnolia. El Oscar todavía se le resiste. De esta década también es Algunos Hombres Buenos y la primera entrega de Misión Imposible, de la que este año veremos su quinta entrega.

La última película de Stanley Kubrick, Eyes Wide Shut, lanzada en 1999, sería su papel más arriesgado. El morbo de verlo junto a su entonces esposa Nicole Kidman no pudo acabar con algunas críticas mediocres. Ya en los 2000 los caminos de Cruise siguieron por la senda del blockbuster y las películas de acción, de la que cabe destacar Minority Report.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?