Enrique Iglesias llena de sangre el escenario tras un aparatoso accidente

Se cortó los dedos con un dron y tuvo que ser atendido por la abundante hemorragia

Cuando escuchamos hablar de conciertos accidentados, en seguida pensamos en caídas, que son lo habitual en este tipo de escenarios. Pero en el caso de Enrique Iglesias la tecnología ha tenido mucho que ver y es que eso de dar cada vez más espectáculo tiene sus consecuencias.

Durante su espectáculo en Tijuana, México, había sobrevolando el recinto un dron para hacer fotografías al público. En un momento que se acercó al cantante, lo cogió para hacerse una instantánea más cercana pero la mala suerte quiso que se cortara los dedos con la hélice del helicóptero.

Fue atendido a pie de escenario y le recomendaron, incluso, que suspendiera el concierto. Pero ya se sabe que en España los hombres son muy machotes, y Enrique siguió todavía media hora más. No se le puede negar profesionalidad. El espectáculo debía continuar y si es con sangre, mejor, porque ¿acaso no queda muy melodramático dibujarse un corazón en la camiseta con tu propia sangre?

El caso es que terminado el concierto, cogió un avión rumbo a Los Ángeles para ser atendido por un especialista. Aunque él no se ha pronunciado en las redes sociales, todo parece indicar que se está recuperando favorablemente.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?