10 cosas que no debes hacer si alguien te invita a su piscina

Cómportate y no hagas el tont@ o no te volverán a convidar

Tener un amigo con piscina es... ¡subidón! pero cuidado, no debes creerte el rey o la reina del mambo y pensar que todo está permitido cuando te invite a pasar un refrescante día a su charca. Aquí un decálogo de normas que debes seguir no quieres desaparecer de la lista de invitados misteriosamente. ¡Toma nota!

1. Lleva un detalle. Con unos refrescos, la merienda o unas chuches valdría. No cuesta nada y la primera impresión será súper positiva.

2. Compórtate. No te tires a bomba a la primera de cambio. Espera y observa. Si es una fiesta loca y todos lo hacen, adelante. Si es más formal, procura entrar despacio al agua y si sientes unas ganas irrefrenables de zambullirte, tírate de cabeza.

3. No comas dentro del agua. Ni ensucies, of course. Seguramente si tomáis un aperitivo sea fuera, en una zona habilitada para ello. En cambio, tomar un refresco o un cócktail mientras te das un baño suele estar mejor visto pero claro está, depende de la actitud y las costumbres de tu anfitrión.

4. No te pongas el bañador más llamativo o juegues a ser Miss Camiseta Mojada. Sabemos que llevas todo el verano preparándote para este momento pero se siente. Guarda el trikini tanga transparente para otra ocasión. No está bonito ser el centro de atención de una pool party, sobre todo si no hay mucha confianza.

5. No te pases la tarde hablando de tí, de tus complejos con el bikini o de si tienes el culo gordo o caído. Estás en la pisci para pasar un rato agradable, ¡Diviértete y disfruta del fuckin verano! Además, a nadie le interesa juntarse con gente quejica.

6. No empujes ni hagas ahogadillas. Aunque sea "bromi" y exista confianza con la persona que te ha invitado, ten encuenta que hacer este tipo de cosas delata tu actitud amenazadora e infantiloide, por no hablar de que cuando a la gente le apetece bañarse se baña y en el peor de los casos puedes hacer daño a alguien.

7. No te pases con los selfies. Obviamente puedes hacerte pero recuerda: Tú no eres el protagonista, y es posible que el anfitrión no comprenda tu actitud vanidosa. En su lugar, hazte muchas fotos con él / ella e intenta por lo que más quieras que salga genial. Luego etiquétalas con el HT #BestPoolTimeEver, lo que te asegurará el pase a la siguiente quedada.

8. ¿Restregarle tu amor a todo el mundo? Si vas en pareja, recuerda que no debéis convertiros en las personas más empalagosas de la fiesta. Sabemos que es difícil resistirse a tontear, arrimarse mucho y hacer alguna que otra guarrería pero quizás no siente bien a los demás. Para desquitaros, podéis daros un besito debajo del agua cuando nadie mire pero sobre todo, evita que él salga del agua con el bañador más abultado de lo normal.

9. Sécate bien si lo que quieres es pasar a la casa para ir al baño o hacer cualquier otra gestión. Es normal, tendrás que entrar en algún momento y no pasa nada pero recuerda no estar empapado y descalzo en ese momento.

10. No eres deportista olímpico y por su puesto, no estás en la piscina de un amigo para nadar a crol como ni demostrarle a todo el mundo que tu ídolo es David Meca o para organizar una competición improvisada en la que siempre acabas ganando a la gente. Es maravilloso que te muevas como un pez, puedes hacerte unos largos y después alternar y comportarte como cualquier ser humano en una pool party.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?