Julianne Moore ha pasado de ser la actriz rara y pelirroja del cine indie más puntero de los 90 a ser una presencia habitual en Hollywood, mucho más desde que se alzara en febrero con el Oscar a mejor actriz por su papel en Siempre Alice. A sus 54 años sigue siendo una de las intérpretes más activas y por ella no pasa la crisis que suele afectar e invisibilizar a aquellas mujeres que quieren trabajar en el cine pasados los 40.

Moore estará en septiembre en el Festival de Cine de San Sebastian con Freeheld, una película en la que actúa junto a Ellen Page, en la que cuentan la lucha de una pareja de lesbianas por conseguir la igualdad, y que seguro que también le reporta un puñado de buenas críticas como casi todo lo que ha ido haciendo a lo largo de su carrera. Centrada en grandes papeles y huyendo de lo que los actores llaman alimenticio de un tiempo a esta parte Moore se sigue planteando un reto tras otro en su carrera.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad