13 cosas que hacen las chicas para ligar que a ellos no les gusta

Poner voz de bebé o hablar de tus padres en la cama es algo que no les va

Vale, en esto de ligar no hay leyes escritas y lo que a unos les funciona, a otros no. Es una complicada tarea que cada uno debe ir aprendiendo por su cuenta utilizando sus mejores armas. Pero aunque hay millones de fórmulas, hay algunas que, en un algo porcentaje de ocasiones, lo mires por donde lo mires, no funcionan. Así que chicas, a tomar nota y procurar no usar estas estratagemas.

#1. Bombardearle el WhatsApp de mensajes tontos y emojis. Sí, todos estamos enganchados al móvil, chicos incluidos, pero estar escuchando mil pitidos para cosas absurdas es algo que no les vuelve locos.

#2. Emborracharse en la primera cita. Ni se te ocurre mitigar los nervios de un primer encuentro con litros de alcohol. Acabarás poniéndote pesada e, incluso, vomitando y eso…no le gusta a nadie.

#3. Poner cara de cordero degollado. Se acabó lo de mostrarse como la niña indefensa que le teme al mundo. Aunque no lo reconozcan a muchos tíos les gustan las chicas con carácter y las cosas claras, así que, pisa fuerte.

#4. Llegar tarde. Sí, es tradición en una boda hacer esperar al novio en el altar, pero déjalo para la boda porque antes tendrás que conquistarle y llegando tarde no lo vas a conseguir. Eso de lo bueno se hace esperar es un redicho que ya no funciona.

#5. Demasiado maquillaje. Vale que hay que arreglarse un poquillo pero sin pasarse que se lleva lo natural. Al final, lo que importa es lo que hay debajo y llevarse un susto cuando desaparezca la pintura no les hace gracia. No abuses de los retoques.

#6. Fingir ser quien no eres. Ni lo intentes porque al final te descubrirá y no hay cosa peor para un tío que darse cuenta de que eres todo lo contrario a lo que le has hecho creer. Es lo que se conoce como chica retorcida y a ellos les van las cosas más simples.

#7. Hablar de tus ex. Muérdete la lengua pero no menciones a tus ex en ningún momento. Les gusta sentirse únicos y eso de recordarles que hubo otros antes no les hace gracia.

#8. Ser caprichosa. Olvídate de mostrarte como una niña mimada y consentida porque puedes abrumarle. Está bien que tenga detalles contigo pero que salgan de él, no de un ataque tuyo de caprichos.

#9. Ponerle celoso. Es un ardid que más de una intenta para hacerle entender que hay otros aparte de él. Sí, puede que te funcione al principio pero lo de los celos es un terreno peligroso que mejor no pisar, les agobia.

#10. Hablar de tus padres en la cama. No hay cosas más anti líbido que mencionar a tus padres en los momentos más íntimos. A ellos déjalos fuera de la pareja.

#11. Poner voz de bebé. Que no, que lo de ser la niña desvalida ya no se lleva. Les gustan las mujeres y eso incluye una voz adulta y sensual.

#12. Hablar de temas femeninos. El tema de la menstruación ni lo menciones, que vale que el mundo es más abierto y liberal con estos temas pero todavía les asusta un poco.

#13. Ponerte su ropa. En las pelis y las novelas románticas queda muy bien eso de ponerte la ropa del chico, queda incluso sexy, pero en la vida real eso de que su camiseta huela a perfume de mujer no es algo que les convenza.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?