La chica de Adán y Eva que no quiere desnudarse

Todos los que van al programa de Cuatro saben que la ropa sobra… pero, ¿quién no está dispuesta a salir desnuda?

Adán y Eva continúa con sus desnudos que tanto morbo nos causan con una segunda temporada que se estrenó la semana pasada y que, pese a que las audiencias no son tan buenas como las de la primera temporada, el dating show de Cuatro sigue congregando a millón y medio de seguidores cada miércoles.

La fiebre nudista no cesa, y cada vez hay más concursantes dispuestos a aparecer como sus madres les trajeron al mundo delante de las cámaras de este reality en el que intentan buscar el amor.

Es sorprendente la tranquilidad con la que los participantes de Adán y Eva se ponen a hablar de cualquier tema estando en pelota picada, pero esa es una de las gracias de este programa.

Sin embargo, hemos encontrado a la chica protagonista del programa que se niega a desnudarse. "Creo que mi desnudo no aportaría nada, salvo el morbo". Quien lo dice es Mónica Martínez, presentadora del programa.

Mónica ha hablado con nuestros compañeros de la Cadena SER a los que les ha comentado que no aceptaría presentar una tercera temporada de Adán y Eva si tuviera que hacerlo desnudándose ella también: "Mi primera pregunta cuando me ofrecieron el formato fue: ¿pero yo estoy vestida? Y me dijeron, sí. Entonces no había problema […] Si me eligieron a mí y ya sabían que yo no me iba a desnudar, creo que será porque a ellos tampoco les interesa que la presentadora vaya desnuda. Si no, habrían elegido a otro perfil.", explica.

Mónica cuenta cómo se enfrentó a la propuesta de presentar un dating show tan peculiar como este, pese a tener una gran trayectoria como presentadora en televisión: "El principio de Adán y Eva me costó un poco porque yo no había hecho realities. Para mí, Adán y Eva era un reto. Creo que me crezco ante la adversidad, y me terminó pareciendo una aventura fantástica y vivir esto en el paraíso y ver cómo salía el experimento."

En la entrevista se le nota muy satisfecha con el programa y entusiasmada de presentarlo. Por eso, le produce risa que, de vez en cuando, alguno de los chicos del programa le tire la caña: "Evas creo que no… Adanes… alguno que otro ha hecho un intento… Es normal que ellos, que te ven como la presentadora, intenten agradarte; te dicen algún piropo y demás. Pero creo que ellos saben lo que hay y vienen a jugar y a conocer a su Eva. Te dicen lo de ¡ay! yo ya tengo Eva contigo, pero son bromas. Estoy segura de que son bromas".

Sobre los participantes, Mónica afirma que casi todos son carne de reality y que le parece gente con mucho sentido del humor. Y piensa que, por su experiencia, es más fácil desnudarse físicamente delante de una cámara que hacerlo emocionalmente: "A algún concursante le he dicho: te hemos visto desnudo, pero no te hemos conocido. A veces, les cuesta mucho quitarse la coraza. No tienen tapujos en cuanto a desnudarse físicamente -porque están a gusto con sus cuerpos-, pero les cuesta abrirse. Sobre todo a los hombres".

Como pasa en muchas otras cosas, los hombres son un mundo y las mujeres otro… y en Adán y Eva también ocurre: "Las mujeres tienen más pudor en enseñar físicamente y menos en mostrar sus sentimientos. Es un poco el reflejo de la vida real. Va a sonar tópico, pero en la vida real es más normal que las mujeres contemos nuestros sentimientos y los hombres suelen ser un poquito más cerrados en este aspecto", opina Mónica.

Desnuda, vestida o con el vestido de transparencias -a lo Cristina Pedroche en las campanadas- con el que apareció ayer, a nosotros nos encanta Mónica Martínez y esperamos que Mediaset siga apostando por ella como presentadora de sus programas.

 

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?