Es casi imposible escuchar el nombre de Owen Wilson y no dibujar una sonrisa. Es lo que tiene haberse sumergido hasta el fondo en la comedia. También es difícil no imaginarle junto a Ben Stiller, su eterno compañero de locuras. Juntos han protagonizado algunas de las obras maestras del entretenimiento como Zoolander, Noche en el museo o Los padres de ella, de él y de todo el mundo.

En ausencia de Stiller, Vince Vaughn ha sido un buen reemplazo por no hablar del tándem formado con su colega de facultad, Wes Anderson con el que ha creado algunas de las cintas más delirantes como Los excéntricos Tenenbaum o El gran hotel de Budapest.

Es actor, pero también guionista y productor e incluso buena voz, ¿sabías que es la voz de Rayo McQueen en Cars? Polifacético como pocos, ha demostrado que puede hacernos reír, mantenernos en suspense con thrillers como The Minius Man o alerta con pelis de acción como Tras las líneas enemigas.

Pero, detrás de esa eterna sonrisa hay un alma atormentada. De hecho, en 2007 Owen Wilson intentó quitarse la vida tras haber caído en una enorme depresión. Sobrevivió y salió adelante demostrando que las malas rachas se superan. Ahora es padre de dos niños y sigue entregado al cine.

 


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad