Taylor Swift se transforma en Olaf para cantar ‘Let it go’

La noche de Halloween fue de todo para ella menos terrorífica

Taylor Swift ha puesto punto final a su gira americana en Tampa y lo ha hecho siguiendo la tónica general de todos sus últimos conciertos, con invitados, en esta ocasión invitadas. Por un lado compartió tema con la canadiense Alessia Cara, que está a punto de publicar su álbum debut y que no podía haber tenido mejor mecenas.

"I ask myself what am I doing here?" @alessiasmusic

Una foto publicada por Taylor Swift (@taylorswift) el

Pero el gran momento de la noche llegó cuando Taylor Swift decidió salir al escenario vestida de Olaf. La noche de Halloween no optó por un disfraz de vampiresa, ni siquiera de bruja, escogió el traje del muñeco de nieve para dar la bienvenida a Idina Menzel, a la que dejó el papel protagonista de Elsa, y con la que cantó ese Let it go que vuelve locos tanto a niños como a grandes.

Claro que el disfraz les duró poco. Para eso estaban los bailarines de la diva, todos ellos disfrazados de Sven, el reno de Frozen, para quitarle a ella el vestido blanco y la cabeza con nariz de zanahoria, y a Idina el vestido azul de Elsa. Con un look mucho más rockero y actual, las dos terminaron su actuación conjunta para delirio de todos sus fans.

"The cold never bothered me anyway." QUICK CHANGE @idinamenzel

Un vídeo publicado por Taylor Swift (@taylorswift) el

Asia y Australia serán su siguiente parada y seguro que seguirá llenando sus conciertos de sorpresas en forma de interesantes colaboraciones aunque será difícil superar algunas de las actuaciones que ya ha protagonizado junto a artistas como Mick Jagger, Ellie Goulding, Justin Timberlake, Selena Gómez, Jason Derulo o un sinfín más de colegas, incluso latinos como Ricky Martin o Pitbull.

That crowd went CRAZY when @pitbull walked out! We sang 'Give Me Everything'. So much fun.

Una foto publicada por Taylor Swift (@taylorswift) el

 


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?